Sacerdotes piden refuerzo de medidas sanitarias en barrios vulnerables de Argentina

Los sacerdotes de la Comisión de Derechos Humanos por la Inclusión pidieron a las autoridades de Argentina medidas sanitarias urgentes para evitar contagios por coronavirus en villas y asentamientos precarios donde ya padecen de dengue y tuberculosis.

A través de un comunicado de prensa el 19 de marzo, la comisión a cargo de detectar y visibilizar la realidad de las villas y asentamientos, expusieron la crisis sanitaria que impide cumplir las recomendaciones sanitarias de higiene personal, del hogar y de aislamiento preventivo para evitar contagios por coronavirus.

Desde el 20 al 31 de marzo los argentinos deben cumplir un aislamiento obligatorio en sus casas y limitar sus salidas a la compra de productos básicos. 

También se recomendó mantener la higiene de manos con agua y jabón y la limpieza permanente del hogar.

Sin embargo, los sacerdotes pidieron a las autoridades nacionales, provinciales y municipales “que adopten medidas específicas” para asegurar “las condiciones de hábitat” y la “prestación de los recursos materiales necesarios en salubridad, higiene, agua segura y alimentación, en especial a los comedores comunitarios que no pueden dejar de brindar su asistencia a adultos y niños”.

También, pidieron la ampliación de horarios de atención de los centros de salud durante la emergencia y la instalación de módulos hospitalarios en las villas y asentamientos.

“Existe una responsabilidad comunitaria, y de la propia Iglesia cristiana, que llevamos adelante promoviendo y articulando acciones. Sin embargo, la responsabilidad estatal no puede diluirse ni eximirse por el trabajo de muchas vecinas y vecinos que ponen el cuerpo a quienes más sufren en las villas y asentamientos”, aseguraron.

La comisión alertó que esa “injusticia social naturalizada”, “evidencia una vulneración preexistente de derechos” y un ejemplo de ello es la epidemia de dengue.

Las medidas preventivas emanadas desde la autoridad “resultan de imposible o de muy difícil cumplimiento, en barrios donde existe un fuerte déficit de agua potable, de calidad de agua segura, y donde muchas personas viven en los pasillos de los barrios sin acceso a condiciones elementales”.

A modo de ejemplo, mencionaron a los adolescentes y jóvenes afectados por el paco, droga casera, que solo “acceden a la alimentación a través de comedores comunitarios”.

Si bien la emergencia sanitaria por COVID-19 y dengue “ha sobrepasado” a todos, “corresponde priorizar la búsqueda de acuerdos y las propuestas de soluciones, para cual proponemos la inmediata conformación de mesas de trabajo o comités de crisis en cada jurisdicción del país, con participación vecinal, que permitan consensuar y efectivizar medidas eficaces en nuestros barrios”, concluyó la comisión.

La Comisión de Derechos Humanos por la Inclusión está compuesta por los sacerdotes P.  José María Di Paola, P. Lorenzo de Vedia; P. Carlos Olivero; los religiosos Hno. Mario Romanín, Hna. Cecilia Lee, Hna. Yolanda Galka, Hna. Marta Pelloni; María Elena Acosta, Ángela García Elorrio, Gustavo Barreiro, y los doctores Alberto Palacio; y Gustavo Moreno.

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets