Cardenal pide a fieles unirse a Cristo en su sufrimiento para superar el coronavirus

El Arzobispo Emérito de Caracas (Venezuela), Cardenal Jorge Urosa Savino, alentó a los fieles a unirse a Cristo en su pasión y resurrección para hacer frente a la pandemia del coronavirus COVID19.

“Esta Cuaresma del año 2020 es única. El mundo entero se encuentra sumido en una verdadera tragedia por la pandemia del coronavirus. Y por lo tanto se nos hace más necesaria la unión con Jesús, que sufre y muere por la humanidad, para luego resucitar y darnos vida y vida abundante y eterna”, escribió el Purpurado en un artículo titulado “Unidos a Cristo en su pasión y resurrección”, que envió a ACI Prensa este 24 de marzo.

“San Pablo así nos lo enseña cuando en su carta a los Colosenses y en relación a la unión con Jesús nos dice: ‘Completo en mi carne lo que falta a las tribulaciones de Cristo’. Estas palabras de San Pablo nos hacen ver que el sufrimiento nos une, nos identifica con Cristo redentor, que se ofreció a la muerte, una muerte ignominiosa, por nuestra salvación”, prosiguió.

“La Semana Santa, que festeja la resurrección de Cristo, nos enseña que la muerte, el dolor, el sufrimiento, unidos a Cristo, serán transformados en la gloria de la resurrección”, resaltó.

El Cardenal dijo que el coronavirus “es una verdadera calamidad y una peste peligrosa, semejante a la ‘gripe española’ del año 1918, a las trágicas guerras de la humanidad a través de la historia, especialmente de la Segunda Guerra Mundial. Como esas calamidades, esta también pasará. ¡Con fortaleza y esperanza afrontemos ahora esta plaga que esperamos sea contenida y pase pronto! ¡Tengamos esperanza! ¡Dios nos ama y está con nosotros!”.

El Purpurado dijo que “esta inevitable cuarentena de aislamiento social comunitario, nos obliga a estar atentos ante las posibles situaciones de grave peligro social para nuestra Venezuela. Especialmente la escasez de dinero para quienes trabajan a destajo, que no cobran sueldo; la posible situación de desabastecimiento total de comida y medicinas, debido a la maltrecha situación del campo venezolano; el problema de la escasez de gasolina, indispensable para el transporte de alimentos del campo a las ciudades, todo ello configura una gravísima situación de peligro”.

“Toca a las autoridades nacionales y locales resolver esos problemas y velar por que no se presente una hambruna y una posible revuelta social, con saqueos y gravísima violencia. Y deben evitar excesos o situaciones de violencia como algunos asesinatos ocurridos recientemente”, continuó. 

Tras alentar a los fieles a seguir las instrucciones de las autoridades, el Cardenal Urosa explicó que “para quienes creemos en Dios, Padre misericordioso, esta situación y la necesaria cuarentena, debe llevarnos –desde el punto de vista real, cristiano, religioso– a intensificar nuestra fe y nuestro amor a Dios, a unirnos con el resto de la Iglesia en oración como nos pide el Papa Francisco, este próximo 25 de marzo, a mediodía, rezando todos el Padre nuestro. Podríamos incluso prolongarlo con el Santo Rosario”.

“Además, debemos interiorizar nuestra identificación con Cristo Nazareno, doloroso, que ofreció sus tribulaciones, su pasión y muerte por nuestra salvación”, subrayó.

El Cardenal agradeció a los distintos sacerdotes y obispos que celebran Misa y la transmiten en Internet, como el Cardenal Baltazar Porras, Administrador Apostólico de Caracas, y a quienes sacaron en procesión algunas imágenes y el Santísimo Sacramento “para la adoración personal de los feligreses de sus parroquias”.

“Ha habido una gran creatividad pastoral y religiosa, que los fieles católicos han recibido con gozo. Además, debemos aprovechar el tiempo para leer la Palabra de Dios en familia, para meditar más largamente las verdades de nuestra fe”, destacó el Cardenal Urosa.

El Arzobispo Emérito de Caracas recordó la necesidad de “practicar la solidaridad con muchos hermanos nuestros menesterosos y necesitados: los indigentes, niños de la calle, personas que viven día a día en la economía informal, o vecinos menos favorecidos que nosotros. Ya lo están haciendo nuestras organizaciones católicas de caridad, y muchas parroquias que continúan con la olla solidaria. ¡Seamos nosotros generosos con los más pobres!”.

“¡Invoquemos confiadamente la misericordia de Dios, y la intercesión amorosa de nuestra Patrona, la Virgen de Coromoto!”, concluyó.

Los casos de coronavirus, según el presidente Nicolás Maduro, han llegado a 77. Según el mandatario todos son “importados”.

Venezuela vive desde hace buen tiempo una grave crisis que ha generado la falta de alimentos, medicinas, agua potable y energía eléctrica.

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets