Obispos de Canadá lamentan inconducta de Vanier y expresan su apoyo a L'Arche

, 26 Feb. 20 (ACI Prensa).- La Conferencia Canadiense de Obispos Católicos (CCCB), lamentó la mala conducta sexual de Jean Vanier, fundador de L’Arche International, que fue dada a conocer hace unos días, a la vez que reza para que esta organización pueda “reconstruir la confianza” y continúe con su labor a favor de las personas con discapacidad.

"Los obispos de Canadá rezan por el éxito de la importante tarea que ahora se encuentra ante el liderazgo de L'Arche para reconstruir la confianza a través de sus rigurosas políticas y prácticas de salvaguardia para que la misión de la organización a los discapacitados pueda continuar en Canadá y en el extranjero", expresaron los obispos.

En un comunicado del 24 de febrero, los obispos indicaron que se enteraron “con gran pesar durante el fin de semana de los sorprendentes resultados de una investigación independiente, realizada por iniciativa de L'Arche International, para investigar las denuncias de abuso por parte de su fundador Jean Vanier”.

La investigación, cuyos resultados fueron anunciados el sábado, detalló la conducta sexual inapropiada de Vanier con seis mujeres sin discapacidad en el contexto de la dirección espiritual.

L'Arche es una comunidad de personas con discapacidad intelectual y acompañantes. Vanier también fundó Faith and Light (Fe y Luz), una asociación ecuménica de oración y amistad para las personas con discapacidad intelectual y sus familias.

La noticia de las inconductas "es aún más difícil e incomprensible dado que el señor Vanier tuvo una profunda influencia en la forma en que las personas con discapacidades mentales y físicas son percibidas y tratadas hoy, y sus escritos han tenido una influencia positiva en la vida de las personas en muchas diferentes culturas e idiomas”, reflexionaron los obispos. "Sin embargo, cualquier daño que se haya hecho no puede ser excusado".

“Las víctimas de abuso sufren daños indescriptibles y consecuencias a largo plazo. El mensaje de los obispos de Canadá a todas las víctimas y sobrevivientes es que el abuso es una terrible manipulación de la confianza y siempre debe ser condenado. En cualquier forma, es inaceptable”, expresaron.

“Los obispos elogian el coraje y rezan por todas las víctimas y sobrevivientes que presentan experiencias tan dolorosas para buscar justicia y curación. Del mismo modo, elogian los audaces pasos del liderazgo de L'Arche al iniciar una investigación independiente sobre esta cuestión en un esfuerzo por buscar una mayor claridad", indicaron.

Si bien el abuso de Vanier ha sembrado semillas de desconfianza, dijeron los obispos, es importante rezar por las víctimas, los involucrados con las comunidades y por la organización que avanza.

Los obispos dijeron que tomará tiempo para que se llegue a una curación, pero enfatizaron el valor de esta organización que está "dedicada a ayudar a los discapacitados intelectuales y a sus familias con base en los principios del amor, la amistad, la comunidad y la dignidad de la persona".

"A medida que se denuncian los pecados y las injusticias, también hay un deber urgente de recordar y reconocer el ministerio vivificante, desinteresado y compasivo que los miembros, voluntarios y líderes de la organización han aportado a la vida de tantos y durante décadas", señalaron.

L’Arche encargó a GCPS, una consultora independiente del Reino Unido que se especializó en informes de explotación y abuso, la investigación del vínculo de Vanier con el P. Thomas Philippe, un sacerdote dominico abusador sancionado por las autoridades de la Iglesia en 1956, a quien Vanier describió como su "mentor espiritual".

La investigación recibió "testimonios creíbles y consistentes" de seis mujeres adultas sin discapacidades, que acusaron a Vanier de iniciar conductas sexuales a menudo "en el contexto del acompañamiento espiritual" durante un período de más de 30 años, de 1970 a 2005, según el resumen del informe.

Este comportamiento sigue el patrón de comportamiento inapropiado mostrado por el P. Philippe, de acuerdo al informe. La Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano confirmó y completó en diciembre de 2019 elementos en la investigación referentes al juicio del P. Philippe, que murió en 1993, y sobre el conocimiento de Vanier sobre la inconducta del fallecido sacerdote.

De acuerdo a cartas archivadas estudiadas en el reporte, la Congregación para la Doctrina de la Fe ordenó en 1956 que Jean Vanier sea informado de las condenas de la Iglesia de la conducta y “doctrina mística” de Philippe.

Vanier negó en 2015 y 2016 que tuviera algún conocimiento del comportamiento abusivo del P. Thomas Philippe.

Tina Bovermann, directora ejecutiva de L’Arche USA, dijo que los resultados de la investigación independiente le causaron “dolor y determinación”.

“Dolor, por el sufrimiento de vidas inocentes. Dolor, porque la herida que podría crear en ustedes, miembros y amigos. Determinación, porque la verdad importa. Determinación, porque los valores de cada persona importan. Siempre. Sin condiciones. Particularmente cuando fueron marginados y silenciados por muchos años”, escribió Boverman en un comunicado.

Boverman enfatizó que la investigación no encontró inconductas relacionadas a L’Arche en Estados Unidos.

Hasta fines de la década de 1990, Vanier supervisó toda la organización de L’Arche, que creció hasta alcanzar 154 comunidades de más de 10 mil miembros. Integró el Pontificio Consejo para los Laicos del Vaticano.

Vanier murió en mayo de 2019 a los 90 años, tras una larga batalla con el cáncer.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets