Cuaresma: México necesita conversión ante tejido social lastimado, dice Arquidiócesis

La Arquidiócesis de Xalapa, en el estado mexicano de Veracruz, destacó que “la conversión la necesitamos todos”, especialmente pues el “tejido social está lastimado y todos estamos viviendo y sufriendo sus efectos”.

En su comunicado dominical, el José Manuel Suazo Reyes, director de la Oficina de Comunicación Social de la Arquidiócesis de Xalapa, señaló que en este Miércoles de Ceniza la Iglesia Católica comienza el tiempo de Cuaresma. “Se trata de un periodo especial de gracia para vivir la experiencia de encuentro: encuentro con Dios, con uno mismo y con los demás”.

“Durante la Cuaresma la comunidad católica se dispone a celebrar con júbilo la fiesta de la Pascua. Esta fiesta pascual hace referencia al misterio de la pasión, la muerte y la resurrección de Jesús que celebraremos en la Semana Santa, pero también, al paso del pecado a la gracia al que estamos llamados todos los que somos discípulos de Jesús”, dijo.

Tras destacar que “la conversión y la fe son dos elementos fundamentales de la espiritualidad cuaresmal”, el P. Suazo Reyes señaló que “convertirse “significa cambiar de mentalidad, cambiar el modo de ver y juzgar las cosas y, por consiguiente, en la circunstancia concreta de nuestra vida, significa cambiar de conducta en el modo de proceder. La conversión nos mueve a dejar los ídolos personales para hacerse discípulo de Jesús”.

“Además de llamarnos a la conversión, Jesús nos invita a creen en el Evangelio”, señaló.

El P. Suazo Reyes precisó además que “la conversión no es solo una acción individual que se queda en una especie de auto perfección, la conversión tiene repercusiones sociales; es decir tiene que ver con la vida y las relaciones humanas que construimos todos los días”.

“Quien vive la experiencia de la conversión está llamado a proyectarse con los demás de una forma nueva. En este sentido, la conversión se relaciona con la justicia, la verdad, la solidaridad, la rectitud, la transparencia”, indicó.

“La conversión la necesitamos todos”, dijo, pues “nadie es tan bueno que no tenga que corregirse o superarse en alguna cosa o aspecto de su vida”.

El sacerdote mexicano subrayó que “la conversión no se reduce sólo al ambiente religioso sino que es necesaria y saludable para todos”.

“Nadie ignora que el tejido social está lastimado y todos estamos viviendo y sufriendo sus efectos. En este sentido, sea por una motivación religiosa o ética, todos necesitamos transformarnos, ser mejores personas, recuperar los valores humanos que nos permitan respetarnos unos a otros, superar el egoísmo y mejorar el ambiente donde se desarrollan nuestras vidas”, señaló.

El P. Suazo Reyes indicó que “el camino para la conversión comienza con la escucha atenta de la Palabra de Dios y de la realidad, sigue con la experiencia de encuentro con él y se alimenta con los sacramentos y las obras buenas”.

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets