Plan de paz de EEUU para Tierra Santa puede llevar a “baño de sangre”, alertan obispos

Los obispos católicos de Tierra Santa alertaron que el plan de paz de Estados Unidos, anunciado esta semana para hacer frente al conflicto entre Israel y Palestina, “no es una solución sino que creará más tensiones y probablemente más violencia y un baño de sangre”.

Así lo indicaron los obispos de la Asamblea de Ordinarios Católicos de Tierra Santa que agrupa a los prelados de rito latino, melquita, maronita, sirio, armenio y caldeo, todos ellos en comunión con Roma.

El 29 de enero los obispos indicaron que el plan de Estados Unidos favorece las demandas tradicionales de Israel para una solución de dos estados y fue una “iniciativa unilateral” que no involucró a los palestinos y no respetó sus “derechos y dignidad”.

“De otro lado, este plan realmente no toma en cuenta las justas demandas del pueblo palestino para su tierra, sus derechos y una vida digna”, prosiguen.

El 28 de enero el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, anunciaron un plan de paz con el que se propone un camino como parte de la “solución de dos estados”.

La propuesta sería inicialmente para un periodo de cuatro años y establecería las fronteras para un estado palestino teniendo como capital a al-Quds, el nombre árabe para Jerusalén, con algunos sectores del este de la ciudad. Sin embargo, todo el resto de la metrópolis, incluida la Ciudad Antigua, seguiría siendo parte de Israel.

Israel también mantendría alrededor de un tercio de Cisjordania, incluyendo los actuales asentamientos en el Valle del Jordán.

Se detendría por cuatro años la expansión de los asentamientos israelíes en el territorio palestino propuesto, pero no se congelarán los asentamientos dentro del límite futuro propuesto por Israel en Cisjordania.

En su encuentro con Trump el martes en la Casa Blanca, Netanyahu dijo que Israel no esperaría para “aplicar sus leyes” en áreas que estarían bajo su control de acuerdo a los límites propuestos, incluyendo el Valle del Jordán y las comunidades judías en Judea y Samaria.

Por su parte, el presidente de la autoridad de Palestina, Mahmoud Abbas, rechazó el plan y dijo que este “no pasará”.

Los obispos de Tierra Santa ya habían defendido la postura de la igualdad y respeto para los palestinos en los diálogos de paz. En una declaración de mayo de 2019 la asamblea de prelados resaltó la urgencia de un acuerdo de paz.

“Muchos en Palestina e Israel sienten que desde que se inició el proceso de paz, sus vidas se han hecho cada vez más insoportables”, además “muchos se han ido y muchos están considerando irse y algunos están recurriendo a la violencia. Algunos mueren pacíficamente y otros están perdiendo la fe y la esperanza”.

En su pronunciamiento del miércoles los obispos manifestaron que esperan que los acuerdos previos entre Israel y Palestina “sean respetados y mejorados”.

En este tema, el Vaticano ha se ha expresado a favor de la solución de dos estados con una política para el status quo de los lugares religiosos compartidos.

Mons. Fredrik Hansen de la misión de la Santa Sede ante la ONU dijo ante el Consejo de Seguridad el 22 de enero que “el llamado a mantener el status quo en  los lugares santos de Jerusalén, queridos para judíos, cristianos y musulmanes en virtud de su religión e importancia para el legado cultural de toda la familia humana, se ha hecho en distintas ocasiones”.

El Vaticano también reconoce la legitimidad del estado de Israel pero con los límites “reconocidos por la comunidad internacional”.

Israel y Palestina deben llegar a un acuerdo “con el apoyo de la comunidad internacional y cumpliendo las resoluciones de las Naciones Unidas”, indicó la Santa Sede en una declaración de octubre luego que Estados Unidos cambió su posición respecto a los asentamientos de Israel en Cisjordania.

Estados Unidos indicó en noviembre que modificó su posición sobre los asentamientos israelíes en Cisjordania al considerar que “per se” no violan la ley internacional.

Con respecto a los santos lugares, el acuerdo de "status quo" en el Monte del Templo y Haram al-Sharif se mantendría bajo el plan de paz del martes, y los musulmanes podrían visitar pacíficamente la Mezquita al-Aqsa en el Monte del Templo.

También hay una propuesta de "Túnel Cisjordania-Gaza" para un ferrocarril de gran velocidad que conecte las dos áreas, así como la designación de un tercio de la Franja de Gaza como una "zona industrial manufacturera de alta tecnología".

El presidente Trump también prometió proporcionar 50 mil millones de dólares en invesiones internacionales en el estado palestino para crear empleo y combatir la pobreza.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets