Mons. Munilla y un juez de menores responden a polémica declaración de ministra Celaá

La ministra de Educación y Formación Profesional Isabel Celaá declaró el viernes 17 de enero que “no podemos pensar, de ninguna manera que los hijos pertenecen a los padres”.

Celaá hizo estas declaraciones en relación a la potestad de los padres de decidir o no sobre la formación de sus hijos, al hilo de la propuesta de Vox en la Región de Murcia de implementar el llamado “pin parental”.

El pin parental es una autorización explícita por parte de los padres para que sus hijos puedan recibir charlas, talleres o formación sobre algunos temas, especialmente los relacionados con sexualidad.

Las declaraciones de la ministra ha recibido numerosas respuestas, entre ellas la de Mons. José Ignacio Munilla, Obispo de San Sebastián.

A través de su cuenta de Twitter el Prelado aseguró que “caminamos hacia la ‘estadolatría’, hacia la cada vez mayor intromisión del Estado en la vida de la familia. Como decía Chesterton: ‘Cuando abolimos a Dios, el Estado se convierte en dios’”. 

Juez de menores

Emilio Calatayud, uno de los jueces de menores más famosos y respetados de España, conocido por sus creativas y constructivas sentencias a menores conflictivos a los que intenta encauzar en el mundo laboral y recuperar la autoridad de los padres y maestros, también respondió a las declaraciones de la ministra a través de su blog personal.

El afamado juez responde así en su blog: “Estamos metidos en una gran polémica sobre a quién pertenecen los hijos”, “los hijos no son propiedad de los padres, pero sí son el fruto de la relación entre sus padres y tienen la responsabilidad de velar por ellos y de responder por lo que hagan hasta que sean mayores. Y los hijos a su vez, tienen la obligación de respetar, ayudar, obedecer, etc. a sus padres”.

El juez Calatayud concluye: “En resumen, los hijos son de Dios, ya está, arreglado”. 

En un artículo publicado en la Revista Misión en el año 2019, el juez Calatayud ya advertía que “los hijos son de los padres, aunque no sean de su propiedad. Desde luego, a quien no pertenecen es al Estado. Detrás de todo esto hay un intento de cargarse a la familia. Se busca deshumanizar las relaciones y derribar cualquier institución que huela a católico. Nos dicen que los hijos son de la sociedad, de la tribu, pero no es verdad. Es como el tema del aborto”.

“Hoy no se habla del ‘nasciturus’, que es concebido pero no nacido, y que fíjate si tiene derechos que puede hasta recibir una herencia. Que te puedas cargar a un niño que tiene derecho a recibir una herencia pero no tiene derecho a nacer es una contradicción. Hay debates que tenemos que abrir y revisar, como el del aborto o la eutanasia”.

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets