Expertos en bioética alertan los riesgos de la creación de híbridos humano-animales

, 07 Nov. 19 (ACI Prensa).- El equipo de expertos en bioética de la Conferencia Episcopal Polaca se pronunció sobre la creación de híbridos humano-animales y expresó que “la manipulación que pueda socavar los valores fundamentales de la dignidad y la vida humana no pueden ser aceptados”.

La opinión del equipo de expertos de la CEP fue presentada el 28 de octubre como respuesta a la creación de híbridos humano-animales anunciado a fines de julio por el equipo de Hiromitsu Nakauchi de la Universidad de Tokio (Japón) y la Universidad de Stanford, de California (Estados Unidos). 

“El objetivo del experimento es lograr formar tejidos y órganos mediante un método híbrido, que no sean rechazados por el cuerpo del paciente durante el procedimiento de trasplante”, se puede leer en el documento del equipo episcopal, que enfatiza que este asunto es importante, actual y requiere una posición.

El experimento de Nakauchi se dio luego que en marzo de 2019 el Ministerio de Ciencia y Educación de Japón emitió nuevas pautas que permiten la creación de embriones humanos-animales, a través de la inyección de células madre pluripotentes inducidas (iPS por sus siglas en inglés) humanas, las cuales son células reprogramadas a un estado de tipo embrionario y que pueden dar lugar a casi todo tipo de órgano o tejido, en embriones animales.

De acuerdo a la revista Nature, Nakauchi comentó que la aprobación le permitirá experimentar con iPS en etapas sutilmente diferentes y probará algunas células iPS para tratar de determinar qué limita el crecimiento de células humanas en embriones animales.

Ante esto, los expertos del equipo de la CEP señalan que “no se puede hacer una evaluación moral de la investigación biomédica únicamente a través del lente de las intenciones o los objetivos asumidos”. 

“Todo tipo de experimentos y manipulaciones deben permanecer en conformidad interna con la funcionalidad natural de los tejidos y órganos, así como con la orientación estructural fundamental de la naturaleza humana”, añadieron.

Además recordaron que cualquier investigación realizada debe tener conciencia del riesgo del desarrollo descontrolado de tejidos humanos (incluso tan específicos como las neuronas y los gametos humanos) en el cuerpo animal, seguido de la presencia de células animales en los tejidos humanos que se trasplanten al cuerpo del receptor. 

Además señalan que el experimento “no parece tener en cuenta el riesgo de transmisión a los humanos de enfermedades típicas de las especies de animales utilizadas para la producción de órganos para trasplante”.

Los expertos recuerdan las palabras del Papa Francisco de la encíclica Laudato Si, que advierten que “es contrario a la dignidad humana hacer que los animales sufran o mueran innecesariamente”, enfatizando que “Dios confía [los animales] al hombre, pero al mismo tiempo el hombre es responsable ante el Creador por la forma en que los trata”.

Finalmente, toman las palabras del discurso de San Juan Pablo II a los participantes del 18° Congreso Internacional de la Sociedad de Trasplantes de 2000, para recordar que pese a “la escasez de los órganos para trasplante, la biomedicina no tiene que usar métodos riesgosos y moralmente cuestionables”.

“Con el fin de lograr en cierta medida los objetivos que motivan la creación de híbridos humano-animales, uno debería apoyar las campañas de información y el acceso a los registros de donantes de sangre y órganos, así como apoyar la donación éticamente posible de tejidos y órganos durante la vida y después de la muerte”, concluyeron.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets