Estas fotos muestran la santa amistad de un joven sacerdote y una religiosa

Un joven sacerdote publicó en sus redes sociales algunas fotos que muestran la buena amistad que mantiene con una religiosa, joven también, y que acaba de hacer sus votos, y por quien pide oraciones.

“Estoy increíblemente feliz por mi querida amiga, Sor Teresita María, que ha hecho sus primeros votos y sigue su camino en la vida religiosa con las hermanas de las Children of Mary (Hijas de María). ¡Por favor recuérdenla en sus oraciones!”, escribió el sacerdote en su cuenta de Facebook.

El carisma de la congregación Children of Mary (Hijas de María) es “saciar la sed de Jesús de ser amado en el Santísimo Sacramento”.

“Él nos llama a las hermanas de Children of Mary a decirle a su pueblo que Él los ama y está con ellos. Proclamamos este mensaje principalmente con nuestra reverente participación en la Santa Misa y amándolo y adorándolo en la Eucaristía, lo que nos da gracia a nosotras y al mundo”, señalan las religiosas en su sitio web.

El P. Cassidy tiene 27 años de edad y es el mayor de los tres hijos que tiene el diácono permanente Mike Stinson. Fue ordenado el 1 de junio en la Diócesis de Richmond, en el estado de Virginia (Estados Unidos).

Durante los primeros 12 años de su vida fue cristiano bautista como el resto de su familia, hasta que todos se convirtieron al catolicismo.

Un verano, cuando asistía a una conferencia de Life Teen, un movimiento católico para jóvenes, en la Universidad Franciscana de Steubenville en Atlanta, tuvo “una experiencia muy intensa en la oración sobre la realidad de la presencia de Cristo en la Eucaristía. Esta fue una experiencia esencial y me cambió la vida porque por primera vez supe, sin dudas, que Dios estaba allí”, relató Stinson a The Catholic Virginian, el diario de la Diócesis de Richmond.

Luego ingresó al William & Mary College en 2011. Durante los dos años que estudió allí estuvo discerniendo su vocación.

Durante un retiro y mientras meditaba en lo que vio años atrás en un viaje que hizo a Roma con su padre, el sacerdote cuenta que pensaba en si con su título podía ser un arqueólogo, un investigador o un profesor.

“Ninguna de esas opciones me daba paz. Luego recordé, casi de la nada, que uno de los lugares que vimos en el centro de Roma fue el Pontificio Colegio Norteamericano, el seminario estadounidense allá. Y de la nada otra vez, pensé: ´Puede ser un seminarista´, y en mi mente me vi vestido de clérigo en las calles”, relató el presbítero.

“Esa experiencia me trajo paz” y desde entonces ya no pudo dejar de pensar en eso. Habló de ello con sus padres, con su novia y pronto fue acompañado por el P. John David Ramsey hasta que ingresó al Seminario.

El P. Stinson dijo entonces también que disfruta “celebrar Misa y escuchar las confesiones porque eso es algo que solo un sacerdote puede ofrecer a la Iglesia y que es un valor incalculable para las almas”.

“Quiero que la gente se enamore de la Iglesia como mi familia y yo lo hicimos” ya que “todos estamos llamados a un relación íntima con Dios y eso se descubre fundamentalmente en la oración”, concluyó.

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets