En el Día de la Vida Consagrada en Argentina 3 monjas invidentes renuevan sus votos [VIDEO

El 8 de septiembre, Día de la Vida Consagrada en Argentina, tres Hermanas Sacramentinas de Don Orione renovaron 25 años de entrega espiritual.

En el Santuario San Luis Orione, localidad Cláypole de Buenos Aires, las hermanas invidentes María Antonia, Margarita y Virginia celebraron con alegría sus 25 años de vida consagrada en una Misa presidida por el Obispo de Lomas de Zamora, Mons. Jorge Lugones.

En su homilía el Obispo de Lomas de Zamora valoró el don de la vida consagrada en la diócesis, en especial la “entrega de tantos años” de las religiosas y “la adoración al Señor en la Eucaristía, carisma que nos ayuda a trascender y enriquece la Iglesia”. 

“Que la Virgen María nos ayude al discernimiento, así como ella estuvo atenta en las bodas de Caná”, “confiemos en el Señor y abramos el corazón para despojarnos de nosotros mismos por el bien de nuestro pueblo”, agregó Mons. Lugones.

En tanto, el Obispo de Posadas, Mons. Juan Martínez, presidió una Misa en la que Pamela Aguilera y Susana Demonari, renovaron sus votos temporales como laicas consagradas “Custodias del Santísimo Sacramento”.

El día anterior, la comisión para el Apostolado de los Laicos de Posadas realizó la octava edición de la Expo Carisma bajo el lema “Con espíritu Joven, tras huellas de Santidad” en la que instituciones educativas, congregaciones, movimientos y áreas pastorales mostraron y animaron la participación en sus proyectos.

En paralelo, se realizaron distintas actividades misioneras en el centro de la ciudad; y a las 7:00 p.m. se realizó una Misa presidida por Mons. Martínez, acompañada por sacerdotes, diáconos y jóvenes del seminario diocesano. 

De otro lado, el Obispo Auxiliar de La Plata, Mons. Alberto Bochatey, presidió una Misa en la capilla Nuestra Señora de los Dolores en la que expresó que “el mundo nos está pidiendo la vida consagrada, testimonios urgentes, porque el mundo está viviendo cada vez más sin Dios”. 

“Hemos cambiado de época, donde ya no nos sirven algunas cosas que sí nos servían antes. Lo que sucede es que no sabemos cambiar o cambiamos las cosas muy superficiales y no nuestro corazón, verdadero lugar donde la gente puede percibir en nosotros y conocer a través de nosotros a Jesús, la santidad, la gracia, y hacia dónde va el mundo y la Iglesia de hoy”, reflexionó.

“Tenemos que enamorar a la gente de aquellas cosas que dan alegría a Dios, aquellas cosas de las cuales Dios nos ha dicho que tenemos que hacer; como es el amor hacia Él y hacia el hermano, el perdonar, la misericordia, el anunciar la Palabra a todos, de vivir las cosas que son verdaderamente auténticas del Cristo vivo”, sostuvo. 

En cuanto al llamado vocacional Mons. Bochatey aseguró que “hay que saber escuchar a Dios que nos habla de forma profunda y tener una sensibilidad de saber percibir que Dios nos habla”.

Durante la jornada se desarrollaron propuestas para avanzar en una renovación misionera de todas las casas de la arquidiócesis.

En conjunto se decidió revisar horarios y cargos administrativos para salir más a anunciar el Evangelio y estar más con las personas; comprometerse más en tareas evangelizadoras y sociales del barrio; desarrollar la pastoral en los colegios y apoyar más la pastoral vocacional arquidiocesana, fueron algunos de los acuerdos tomados en conjunto.

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets