agosto 2019

REDACCIÓN CENTRAL, 19 Ago. 19 (ACI Prensa).- Nació el 13 de noviembre de 354 en Tagaste, bajo el nombre en latín Aurelius Augustinus Hipponensis; fue llamado a la Casa del Padre estando en Hipona el 28 de agosto de 430; convirtiéndose con el tiempo en un gran santo, padre y doctor de la Iglesia católica.

En 385 Agustín se convirtió al cristianismo, gracias a las intensas oraciones de su madre, Santa Mónica. Es considerado el máximo pensador dentro del primer siglo del cristianismo y uno de los más grandes genios de la humanidad, pues dedicó gran parte de su vida a escribir sobre filosofía y teología. Sus obras más destacadas son “Confesiones” y “La ciudad de Dios”.

El 28 de agosto de cada año celebramos su fiesta, y como preparación les dejamos aquí algunas novenas:

Novenas a San Agustín

Novena a San Agustín Novena a San Agustín Sobre la Fe Novena a San Agustín sobre la Esperanza Novena a San Agustín sobre la Caridad (Amor)

Nació el 13 de noviembre de 354 en Tagaste, bajo el nombre en latín Aurelius Augustinus Hipponensis; fue llamado a la Casa del Padre estando en Hipona el 28 de agosto de 430; convirtiéndose con el tiempo en un gran santo, padre y doctor de la Iglesia católica.

En 385 Agustín se convirtió al cristianismo, gracias a las intensas oraciones de su madre, Santa Mónica. Es considerado el máximo pensador dentro del primer siglo del cristianismo y uno de los más grandes genios de la humanidad, pues dedicó gran parte de su vida a escribir sobre filosofía y teología. Sus obras más destacadas son “Confesiones” y “La ciudad de Dios”.

El 28 de agosto de cada año celebramos su fiesta, y como preparación les dejamos aquí algunas novenas:

Novenas a San Agustín

Etiquetas: Novenas, San Agustín

Let's block ads! (Why?)

REDACCIÒN CENTRAL, 19 Ago. 19 (ACI Prensa).- Su ardor misionero fue tan grande que no dudaba en cruzar ríos caudalosos y soportar las inclemencias del clima con tal de llevar almas a los pies de la Cruz; tenía un espíritu fuerte que ninguna pena, crítica o enfermedad pudo quebrantar. Por su entrega apasionada a Dios y su labor se le considera como uno de los más grandes apóstoles de la Evangelización de América.

Ezequiel Moreno Díaz nació el 9 de abril de 1848 en Alfaro, Rioja, España. Sus padres fueron Félix Moreno y Josefa Díaz, quienes a pesar de tener una condición humilde consideraban a la religión católica como su tesoro.

Esta devoción influyó en el corazón del Santo, que desde la infancia sintió el llamado a la vida religiosa. Era un niño inteligente, juguetón y dedicado a los estudios. Sin embargo, era capaz de sacrificarse por su prójimo porque en lugar de ir a las fiestas del pueblo se quedaba cuidando de los enfermos. También le gustaba cantar y tocar la guitarra.

Con sólo 16 años y siguiendo el ejemplo de su hermano mayor, ingresó al convento de los agustinos recoletos en Monteagudo (Navarra) el 21 de setiembre de 1864. Un año después hizo su profesión religiosa y cuatro años más tarde fue enviado como misionero a Filipinas. Allí culminó su formación y fue ordenado sacerdote el 3 de junio de 1871.

Tiempo después fue enviado, junto con su hermano Eustaquio, a evangelizar a los habitantes de la isla de Paragua. Ezequiel convirtió a muchas almas pero contrajo la malaria debido las pésimas condiciones de sanidad y tuvo que regresar a Manila.

En 1876 fue nombrado párroco de Lespiñase y cuatro años después predicador conventual de Manila. Entonces asumió las riendas de una finca de los agustinos recoletos en Imus. Fue un excelente administrador y también realizaba obras caridad con los pobres.

En 1888 regresó al convento Monteagudo como prior. Durante tres años imprimió en los jóvenes novicios el sello de la espiritualidad agustiniana y el amor hacia los pobres reduciendo sus raciones para dar de comer a los mendigos.

Tres años después volvió a embarcarse en la aventura como misionero. Vivió austeramente durante cinco años en Bogotá (Colombia) en el cargo de provincial de la orden. Se dedicó a predicar y atender a los enfermos. Junto a tres compañeros se introducía en la región de Casanare, que aún no era explorada, para evangelizar y administrar los sacramentos.

Debido a sus méritos al reactivar la labor misionera en Colombia fue nombrado Obispo titular de Pinara y Vicario Apostólico de Casanare. El 1 de mayo de 1894 lo nombraron Obispo de Pasto.

En su nuevo cargo destacó por su celo apostólico y su fidelidad a la Iglesia. Ejecutó su programa de trabajo denominado “Dios y Colombia”. Su posición como Obispo no lo detuvo en su labor misionera. Siguió atravesando ríos caudalosos, caminando en medio de tormentas y soportando las inclemencias del clima porque consideraba que “una sola alma vale más que toda mi vida”.

A la par de su intenso trabajo apostólico dedicaba varias horas a la oración, a la que consideraba como la fuente principal para obtener fuerzas.

En 1896 fue nombrado Obispo de Pasto. Sus prédicas contundentes y su sencillez provocaron la burla de sus enemigos, incluyendo algunos obispos, quienes también lo atacaban por medio de la prensa. Sin embargo, San Ezequiel trataba a sus atacantes con misericordia y pedía por ellos.

En 1905 le diagnosticaron cáncer y, ante las reiteradas súplicas de los fieles y de los religiosos de su Orden, volvió a España para operarse. Lamentablemente la intervención fue muy dolorosa y no tuvo éxito. Durante la operación el Santo exclamaba: “Dios mío, dame valor para sufrir por ti”.

Fue enviado a Monteagudo para recuperarse pero volvió a recaer. Los dolores nunca quebrantaron su espíritu y se mantuvo firme en su fe. Murió el 19 de agosto de 1906.

Fue beatificado por el Papa Pablo VI en 1975 y el 11 de octubre de 1992 fue canonizado por San Juan Pablo II y es considerado como el especial intercesor ante Dios por los enfermos del cáncer.

Más información:

Biografía Oración a San Ezequiel Moreno Oración por un Enfermo a San Ezequiel Moreno Novena a San Ezequiel Moreno Especial de San Ezequiel Moreno

Su ardor misionero fue tan grande que no dudaba en cruzar ríos caudalosos y soportar las inclemencias del clima con tal de llevar almas a los pies de la Cruz; tenía un espíritu fuerte que ninguna pena, crítica o enfermedad pudo quebrantar. Por su entrega apasionada a Dios y su labor se le considera como uno de los más grandes apóstoles de la Evangelización de América.

Ezequiel Moreno Díaz nació el 9 de abril de 1848 en Alfaro, Rioja, España. Sus padres fueron Félix Moreno y Josefa Díaz, quienes a pesar de tener una condición humilde consideraban a la religión católica como su tesoro.

Esta devoción influyó en el corazón del Santo, que desde la infancia sintió el llamado a la vida religiosa. Era un niño inteligente, juguetón y dedicado a los estudios. Sin embargo, era capaz de sacrificarse por su prójimo porque en lugar de ir a las fiestas del pueblo se quedaba cuidando de los enfermos. También le gustaba cantar y tocar la guitarra.

Con sólo 16 años y siguiendo el ejemplo de su hermano mayor, ingresó al convento de los agustinos recoletos en Monteagudo (Navarra) el 21 de setiembre de 1864. Un año después hizo su profesión religiosa y cuatro años más tarde fue enviado como misionero a Filipinas. Allí culminó su formación y fue ordenado sacerdote el 3 de junio de 1871.

Tiempo después fue enviado, junto con su hermano Eustaquio, a evangelizar a los habitantes de la isla de Paragua. Ezequiel convirtió a muchas almas pero contrajo la malaria debido las pésimas condiciones de sanidad y tuvo que regresar a Manila.

En 1876 fue nombrado párroco de Lespiñase y cuatro años después predicador conventual de Manila. Entonces asumió las riendas de una finca de los agustinos recoletos en Imus. Fue un excelente administrador y también realizaba obras caridad con los pobres.

En 1888 regresó al convento Monteagudo como prior. Durante tres años imprimió en los jóvenes novicios el sello de la espiritualidad agustiniana y el amor hacia los pobres reduciendo sus raciones para dar de comer a los mendigos.

Tres años después volvió a embarcarse en la aventura como misionero. Vivió austeramente durante cinco años en Bogotá (Colombia) en el cargo de provincial de la orden. Se dedicó a predicar y atender a los enfermos. Junto a tres compañeros se introducía en la región de Casanare, que aún no era explorada, para evangelizar y administrar los sacramentos.

Debido a sus méritos al reactivar la labor misionera en Colombia fue nombrado Obispo titular de Pinara y Vicario Apostólico de Casanare. El 1 de mayo de 1894 lo nombraron Obispo de Pasto.

En su nuevo cargo destacó por su celo apostólico y su fidelidad a la Iglesia. Ejecutó su programa de trabajo denominado “Dios y Colombia”. Su posición como Obispo no lo detuvo en su labor misionera. Siguió atravesando ríos caudalosos, caminando en medio de tormentas y soportando las inclemencias del clima porque consideraba que “una sola alma vale más que toda mi vida”.

A la par de su intenso trabajo apostólico dedicaba varias horas a la oración, a la que consideraba como la fuente principal para obtener fuerzas.

En 1896 fue nombrado Obispo de Pasto. Sus prédicas contundentes y su sencillez provocaron la burla de sus enemigos, incluyendo algunos obispos, quienes también lo atacaban por medio de la prensa. Sin embargo, San Ezequiel trataba a sus atacantes con misericordia y pedía por ellos.

En 1905 le diagnosticaron cáncer y, ante las reiteradas súplicas de los fieles y de los religiosos de su Orden, volvió a España para operarse. Lamentablemente la intervención fue muy dolorosa y no tuvo éxito. Durante la operación el Santo exclamaba: “Dios mío, dame valor para sufrir por ti”.

Fue enviado a Monteagudo para recuperarse pero volvió a recaer. Los dolores nunca quebrantaron su espíritu y se mantuvo firme en su fe. Murió el 19 de agosto de 1906.

Fue beatificado por el Papa Pablo VI en 1975 y el 11 de octubre de 1992 fue canonizado por San Juan Pablo II y es considerado como el especial intercesor ante Dios por los enfermos del cáncer.

Más información:

Let's block ads! (Why?)

Luego de que un sacerdote fue asaltado y abandonado en un paraje alejado, la Arquidiócesis de San Luis Potosí (México), dio recomendaciones a sus presbíteros para evitar ser víctimas de robos y violencia.

En diálogo con ACI Prensa, el P. Juan Jesús Priego Rivera, vocero de la Arquidiócesis de San Luis Potosí, señaló que alrededor de un mes atrás un sacerdote, cuya identidad se mantiene en reserva, fue asaltado y retenido durante varias horas.

“El objetivo no era el secuestro propiamente dicho, sino despojarlo de su vehículo. A él lo tuvieron unas horas retenido, atado. Después lo soltaron” y “pudo llegar a la ciudad de aventón, con ‘auto stop’”.

México vive una creciente ola de inseguridad. De acuerdo al diario mexicano El Universal, el primer semestre de 2019 ha sido el más violento de la historia del país.

El P. Priego Rivera señaló que el Arzobispo de San Luis Potosí, Mons. Jesús Carlos Cabrero Romero, dio “una serie de recomendaciones, sobre todo respecto a las salidas nocturnas para la asistencia de los fieles”.

Es necesario, dijo, fomentar una cultura en la que los fieles pidan la atención del sacerdote durante el día, como medida de seguridad. Sin embargo, precisó, siempre hay casos imprevistos que serán atendidos por los presbíteros.

“En caso de un agravamiento súbito (de la salud de un feligrés) o algo que no estaba contemplado, iremos, pero el Arzobispo nos pidió que tomemos precauciones de seguridad: ver quién nos habla, cerciorarnos de que no se trata de un maleante sino verdaderamente de una necesidad espiritual”.

El vocero de la arquidiócesis mexicana destacó que los sacerdotes, frente al drama de la violencia, “no somos una categoría aparte. Somos pueblo, somos parte del pueblo. Lo que le pasa al pueblo, nos pasa a nosotros”.

Let's block ads! (Why?)

Virginia, 18 Ago. 19 (ACI Prensa).- Hace 28 años Shelly Pennefather era una joven promesa del baloncesto con miras a firmar un contrato por 200 mil dólares anuales; sin embargo, siguió su llamado a la vida de clausura y ahora su vida ha sido destacada por ESPN, una de las principales cadenas televisivas de deportes del mundo.

Sister Rose Marie is the former Shelly Pennefather who was a first-team All-American, the 1987 Wade Trophy winner and Villanova’s all-time leading scorer with 2,408 career points. pic.twitter.com/UIrF1UXuh3

— Villanova WBB (@novawbb) June 10, 2019

Shelly, que actualmente es la hermana Rose Marie y vive en el Monasterio de las Clarisas en Alejandría, Virginia (Estados Unidos), es hija de Mike y Mary Jane Pennefather. Su madre tiene ahora 78 años y todas las mañanas va a la iglesia; ella era quien reunía a toda la familia para rezar el Rosario; mientras que su padre, que falleció en 1998, fue quien le enseñó a jugar baloncesto.

De joven jugaba en la escuela secundaria en Bishop Machebeuf, en Denver, y ganó tres campeonatos estatales. Tiempo después llegaría al equipo del Villanova gracias a la amistad que hizo con Harry Perretta, entrenador de esta universidad y que le compartió que también tenía había cultivado su devoción a la Virgen María a través del Rosario.

Perretta compartió a ESPN que “al principio era una jugadora de baloncesto muy perezosa que no se esforzaba en la cancha cuando vino aquí”, por lo que buscó comunicarse más con ella.

Sin embargo, durante la segunda temporada Shelly pensó que lo mejor era transferirse; pero su compañera de equipo Lisa Gedaka le preguntó si no había considerado que “tal vez es la voluntad de Dios estar con nosotros aquí en Villanova”.

Shelly se quedó y los éxitos siguieron llegando, pues acumuló 2.408 puntos y rompió el récord histórico de Villanova para mujeres y hombres. Esta marca sigue vigente. Además en 1987 ganó el Trofeo Wade, que se otorga a la mejor jugadora de baloncesto universitario femenino, y luego de graduarse firmó con el Nippon Express de Japón, país en donde ya no volvería a ser la misma.

“El ritmo en Japón fue mucho más lento (el Express jugó solo 14 juegos en el lapso de cuatro meses), lo cual afectó a Pennefather. Lejos de sus compañeros de la universidad y del caos diario de su numerosa familia, sintió nostalgia y estaba sola en una ciudad lejana. Su equipo comenzó perdiendo 0-5. Si terminaban al final de la división, ella necesitaría quedarse en Japón durante otros dos meses para jugar”, relata ESPN.

Es así que en su deseo por volver a casa hizo una promesa: si su equipo terminaba dentro de los seis primeros lugares –lo que le permitiría regresar por esos dos meses- pasaría ese tiempo trabajando como voluntaria.

Su equipo terminó tercero y al regresar a Estados Unidos cumplió su promesa trabajando en el comedor de beneficencia de las Hermanas Misioneras de la Caridad en Norristown, Pensilvania, una obra misional que la conmovió tanto que regresó cada verano después de su primera experiencia.

Al regresar a Japón para la siguiente temporada, Shelly se sentía aún más fuera de lugar, por lo que se mantenía ocupada leyendo libros, aprendiendo japonés o enseñando inglés. Sin embargo, aún sentía un profundo vacío. “Se vio obligada a entrar en soledad. No había nadie más, solo ella y Dios”, expresó John Heisler, un amigo de la infancia.

En una ocasión la invitaron a un retiro y le pidieron leer el versículo de Juan 6, 56, que dice: “Quien come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él”.

De acuerdo con la religiosa, eso cambió su vida. Sintió que Dios estaba allí, a 20 pies delante de ella. Continuó leyendo, y cuando cerró la Biblia, hizo una oración silenciosa. Al día siguiente entró a la iglesia y arrodillada frente al tabernáculo se dio cuenta de que ya no estaba sola. Vio que “providencialmente nuestro Señor simplemente me llevó y me puso allí en ese lugar donde podría desarrollarme”, dijo la hermana. “Sentí que me estaba pidiendo que atendiera su llamado, que es lo más difícil que he hecho. Pero estoy agradecida de haberlo hecho, y aquí estoy. Encarcelada”, expresó.

La hermana Rose Marie afirma que ama la vida que eligió. “Desearía que todos pudieran vivirlo un poco para verlo. Es tan tranquilo. Siento que no estoy subestimando la vida. La estoy viviendo al máximo”, expresó.

The story of our own Sister Rose Marie, formerly Shelly Pennefather, and @VUCoachPerretta will air during @espn @SportsCenter tomorrow at 8am and 10am. #SCFeatured https://t.co/Od4P979ipW

— Villanova WBB (@novawbb) August 2, 2019 Quiso compartir su decisión

Shelly quería dar la noticia a sus amigos más cercanos. Por ello, viajó a Nueva Jersey y Pensilvania para contarles a Lisa Gedaka y a Lynn Tighe.

“Lynn, nunca elegiría esto para mí. Nunca dejaría a mi familia y mis amigos. Pero esto es lo que estoy llamada a hacer. Lo sé. Dios me está llamando. Y lo voy a hacer”, dijo.

No obstante, Tighe, Karen Daly y Kathy Miller, sus compañeras de equipo, querían más respuestas e insistieron en ir al monasterio y hablar con la madre superiora para saber cómo era la vida de una monja de claustro. Luego llegaron al acuerdo de que en 2019 las tres podrían abrazar a Pennefather cuando celebrara su jubileo de plata al igual que la familia.

Shelly Pennefather remains Villanova basketball’s all-time leading scorer among both men and women.

She walked away from a $200K a year salary playing professional basketball for the cloistered life of a Poor Claire nun. https://t.co/6sUuwrdj41

— espnW (@espnW) August 3, 2019

El entrenador Perretta también logró acordar con las clarisas que brindaría algunos suministros cada verano a cambio de tener una propia visita anual con la Hermana Rose Marie. Además pueden llamar al monasterio para hacerle llegar sus pedidos de oraciones.

Otro de los amigos con quien Shelly compartió su alegría fue John Heisler, a quien también le apasionaban los deportes, cómics e historias sobre santos. “Estaba fascinado por San Francisco de Asís, que finalmente ayudó a Santa Clara a iniciar una orden llamada las Clarisas”, cuenta ESPN.

Las compañeras de Shelly solían decir que “ella haría una de dos cosas en su vida: casarse con este chico con el que pasó los veranos o convertirse en monja”.

Si bien Heisler tuvo un interés por la joven, también había recibido el llamado de Dios. Así, cuando se encontraron nuevamente en Virginia, Shelly le dijo que se uniría a las clarisas. Esto fue de algún modo, liberador para su amigo, que podía seguir su llamado sin que algo lo detuviera. Lo ordenaron ocho años después.

En el caso de Shelly, cuando ingresó al monasterio “se fue con la ropa que llevaba puesta: un vestido largo azul y un par de zapatos que nunca volvería a usar”, relata la cadena deportiva ESPN.

El reportaje relata que cuando se despidió de su madre, esta le dijo: “Estaré aquí cuando tenga 103 (años) si puedes aguantar”. “Lo intentaré”, le respondió su hija.

Durante todos los años que siguieron, la hermana Rose Marie ha vivido según las reglas del monasterio, donde las hermanas “duermen en colchones de paja, con hábito completo, y se despiertan todas las noches a las 12:30 a. m. para orar, sin descansar más de cuatro horas seguidas. Están descalzas las 23 horas del día, excepto la hora en que caminan por el patio con sandalias”.

Asimismo, pueden recibir hasta dos visitas familiares por año, con las que conversan a través de una pantalla transparente, y una vez cada 25 años, puede abrazar a su familia. También puede escribir cartas a sus amigos si estos le escriben primero.

25 años después

Si bien la hermana Rose Marie ingresó al monasterio hace 28 años, hizo la profesión de votos hace 25, los cuales fueron celebrados el 9 de junio con una Misa presidida por el Obispo de Arlington, Virginia, Mons. Michael Francis Burbidge, y a la que asistieron su familia, compañeras de equipo, el entrenador Perretta, otros seres queridos y su amigo el P. John Heisler.

Yesterday was a special day for the #NovaWBB family as coaches and teammates gathered to celebrate the Silver Anniversary of the religious profession for Sister Rose Marie. pic.twitter.com/VHV1mkle4o

 

— Villanova WBB (@novawbb) June 10, 2019

Poco después de terminar la homilía, se abrieron dos puertas de madera que dividían la pequeña capilla donde se celebró la misa. “Allí estaba ella, de 53 años, parada frente a ellos, sin pantalla”, expresó ESPN.

De este modo, y sin examinar a la multitud, fijó la mira en el lugar donde estaba sentada su madre y su rostro se iluminó.

Para saludarla se hizo una fila y la primera en abrazarla fue su madre Mary Jane. La hermana Rose Marie extendió las manos mientras ella se acercaba.

Con el P. Heisler se dieron un fraterno abrazo. La monja le dijo “tomamos la decisión correcta”. “No me arrepiento”, respondió el sacerdote.

Hace 28 años Shelly Pennefather era una joven promesa del baloncesto con miras a firmar un contrato por 200 mil dólares anuales; sin embargo, siguió su llamado a la vida de clausura y ahora su vida ha sido destacada por ESPN, una de las principales cadenas televisivas de deportes del mundo.

Shelly, que actualmente es la hermana Rose Marie y vive en el Monasterio de las Clarisas en Alejandría, Virginia (Estados Unidos), es hija de Mike y Mary Jane Pennefather. Su madre tiene ahora 78 años y todas las mañanas va a la iglesia; ella era quien reunía a toda la familia para rezar el Rosario; mientras que su padre, que falleció en 1998, fue quien le enseñó a jugar baloncesto.

De joven jugaba en la escuela secundaria en Bishop Machebeuf, en Denver, y ganó tres campeonatos estatales. Tiempo después llegaría al equipo del Villanova gracias a la amistad que hizo con Harry Perretta, entrenador de esta universidad y que le compartió que también tenía había cultivado su devoción a la Virgen María a través del Rosario.

Perretta compartió a ESPN que “al principio era una jugadora de baloncesto muy perezosa que no se esforzaba en la cancha cuando vino aquí”, por lo que buscó comunicarse más con ella.

Sin embargo, durante la segunda temporada Shelly pensó que lo mejor era transferirse; pero su compañera de equipo Lisa Gedaka le preguntó si no había considerado que “tal vez es la voluntad de Dios estar con nosotros aquí en Villanova”.

Shelly se quedó y los éxitos siguieron llegando, pues acumuló 2.408 puntos y rompió el récord histórico de Villanova para mujeres y hombres. Esta marca sigue vigente. Además en 1987 ganó el Trofeo Wade, que se otorga a la mejor jugadora de baloncesto universitario femenino, y luego de graduarse firmó con el Nippon Express de Japón, país en donde ya no volvería a ser la misma.

“El ritmo en Japón fue mucho más lento (el Express jugó solo 14 juegos en el lapso de cuatro meses), lo cual afectó a Pennefather. Lejos de sus compañeros de la universidad y del caos diario de su numerosa familia, sintió nostalgia y estaba sola en una ciudad lejana. Su equipo comenzó perdiendo 0-5. Si terminaban al final de la división, ella necesitaría quedarse en Japón durante otros dos meses para jugar”, relata ESPN.

Es así que en su deseo por volver a casa hizo una promesa: si su equipo terminaba dentro de los seis primeros lugares –lo que le permitiría regresar por esos dos meses- pasaría ese tiempo trabajando como voluntaria.

Su equipo terminó tercero y al regresar a Estados Unidos cumplió su promesa trabajando en el comedor de beneficencia de las Hermanas Misioneras de la Caridad en Norristown, Pensilvania, una obra misional que la conmovió tanto que regresó cada verano después de su primera experiencia.

Al regresar a Japón para la siguiente temporada, Shelly se sentía aún más fuera de lugar, por lo que se mantenía ocupada leyendo libros, aprendiendo japonés o enseñando inglés. Sin embargo, aún sentía un profundo vacío. “Se vio obligada a entrar en soledad. No había nadie más, solo ella y Dios”, expresó John Heisler, un amigo de la infancia.

En una ocasión la invitaron a un retiro y le pidieron leer el versículo de Juan 6, 56, que dice: “Quien come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él”.

De acuerdo con la religiosa, eso cambió su vida. Sintió que Dios estaba allí, a 20 pies delante de ella. Continuó leyendo, y cuando cerró la Biblia, hizo una oración silenciosa. Al día siguiente entró a la iglesia y arrodillada frente al tabernáculo se dio cuenta de que ya no estaba sola. Vio que “providencialmente nuestro Señor simplemente me llevó y me puso allí en ese lugar donde podría desarrollarme”, dijo la hermana. “Sentí que me estaba pidiendo que atendiera su llamado, que es lo más difícil que he hecho. Pero estoy agradecida de haberlo hecho, y aquí estoy. Encarcelada”, expresó.

La hermana Rose Marie afirma que ama la vida que eligió. “Desearía que todos pudieran vivirlo un poco para verlo. Es tan tranquilo. Siento que no estoy subestimando la vida. La estoy viviendo al máximo”, expresó.

Quiso compartir su decisión

Shelly quería dar la noticia a sus amigos más cercanos. Por ello, viajó a Nueva Jersey y Pensilvania para contarles a Lisa Gedaka y a Lynn Tighe.

“Lynn, nunca elegiría esto para mí. Nunca dejaría a mi familia y mis amigos. Pero esto es lo que estoy llamada a hacer. Lo sé. Dios me está llamando. Y lo voy a hacer”, dijo.

No obstante, Tighe, Karen Daly y Kathy Miller, sus compañeras de equipo, querían más respuestas e insistieron en ir al monasterio y hablar con la madre superiora para saber cómo era la vida de una monja de claustro. Luego llegaron al acuerdo de que en 2019 las tres podrían abrazar a Pennefather cuando celebrara su jubileo de plata al igual que la familia.

El entrenador Perretta también logró acordar con las clarisas que brindaría algunos suministros cada verano a cambio de tener una propia visita anual con la Hermana Rose Marie. Además pueden llamar al monasterio para hacerle llegar sus pedidos de oraciones.

Otro de los amigos con quien Shelly compartió su alegría fue John Heisler, a quien también le apasionaban los deportes, cómics e historias sobre santos. “Estaba fascinado por San Francisco de Asís, que finalmente ayudó a Santa Clara a iniciar una orden llamada las Clarisas”, cuenta ESPN.

Las compañeras de Shelly solían decir que “ella haría una de dos cosas en su vida: casarse con este chico con el que pasó los veranos o convertirse en monja”.

Si bien Heisler tuvo un interés por la joven, también había recibido el llamado de Dios. Así, cuando se encontraron nuevamente en Virginia, Shelly le dijo que se uniría a las clarisas. Esto fue de algún modo, liberador para su amigo, que podía seguir su llamado sin que algo lo detuviera. Lo ordenaron ocho años después.

En el caso de Shelly, cuando ingresó al monasterio “se fue con la ropa que llevaba puesta: un vestido largo azul y un par de zapatos que nunca volvería a usar”, relata la cadena deportiva ESPN.

El reportaje relata que cuando se despidió de su madre, esta le dijo: “Estaré aquí cuando tenga 103 (años) si puedes aguantar”. “Lo intentaré”, le respondió su hija.

Durante todos los años que siguieron, la hermana Rose Marie ha vivido según las reglas del monasterio, donde las hermanas “duermen en colchones de paja, con hábito completo, y se despiertan todas las noches a las 12:30 a. m. para orar, sin descansar más de cuatro horas seguidas. Están descalzas las 23 horas del día, excepto la hora en que caminan por el patio con sandalias”.

Asimismo, pueden recibir hasta dos visitas familiares por año, con las que conversan a través de una pantalla transparente, y una vez cada 25 años, puede abrazar a su familia. También puede escribir cartas a sus amigos si estos le escriben primero.

25 años después

Si bien la hermana Rose Marie ingresó al monasterio hace 28 años, hizo la profesión de votos hace 25, los cuales fueron celebrados el 9 de junio con una Misa presidida por el Obispo de Arlington, Virginia, Mons. Michael Francis Burbidge, y a la que asistieron su familia, compañeras de equipo, el entrenador Perretta, otros seres queridos y su amigo el P. John Heisler.

Poco después de terminar la homilía, se abrieron dos puertas de madera que dividían la pequeña capilla donde se celebró la misa. “Allí estaba ella, de 53 años, parada frente a ellos, sin pantalla”, expresó ESPN.

De este modo, y sin examinar a la multitud, fijó la mira en el lugar donde estaba sentada su madre y su rostro se iluminó.

Para saludarla se hizo una fila y la primera en abrazarla fue su madre Mary Jane. La hermana Rose Marie extendió las manos mientras ella se acercaba.

Con el P. Heisler se dieron un fraterno abrazo. La monja le dijo “tomamos la decisión correcta”. “No me arrepiento”, respondió el sacerdote.

Let's block ads! (Why?)

Este 31 de agosto Ciudad de México acogerá la primera edición del encuentro internacional “Rescatando el Amor”, un esfuerzo para “unirnos en valores” y “dejar un mundo mejor para nuestros hijos”.

Así lo aseguró a ACI Prensa Fernando Salazar, organizador del evento. “Nace por esa necesidad de convocar a todos los que vivimos en la República Mexicana de buscar un México mejor, a través de rescatar los valores y hacernos conscientes y a ‘salar’ el mundo”.

El encuentro surgió de la invitación realizada a María Martínez, conocida como “María de Himalaya”, una joven enfermera que practicaba abortos e intentó suicidarse, hasta que encontró la fe de la mano de las Misioneras de la Caridad, fundación de la Madre Teresa, en Katmandú (Nepal).

En el evento también participarán, entre otros, el politólogo argentino Agustín Laje, el sacerdote Tomás Guerrero y el Grupo Emmanuel.

Salazar señaló que el encuentro está dirigido “para todo el público. Pensamos más en jóvenes pero cualquier persona adulta puede ir. La idea es que abran el corazón y vean dónde estamos, dónde está el mundo y hacia dónde nos estamos dirigiendo”.

El evento se realizará en la Expo Santa Fe, en la Alcaldía Álvaro Obregón de Ciudad de México. El costo del ingreso es de 200 pesos (alrededor de 10 dólares).

“Nos han secuestrado el amor”, lamentó, al explicar el nombre del evento. “Toda esta parte de medios, de cosas que estamos viendo en todas partes, nos están llevando esta parte de amarnos, de darnos, de unirnos, de apoyarnos. Eso es lo que viene atrás de Rescatando el Amor”, dijo.

Para más información, puede ingresar al sitio web oficial del encuentro “Rescatando el Amor” AQUÍ.

Let's block ads! (Why?)

El Cardenal Juan José Omella, Arzobispo de Barcelona (España) ha enviado una carta en la que habla sobre el documento recientemente publicado por la Congregación para la Educación Católica titulado “Varón y Mujer los creó”, en el que se aborda “la cuestión de la ideología de género y de su incidencia en el mundo educativo”.

El Cardenal Omella animó a la lectura de este documento ya que “puede ayudar a muchos padres y profesores, que ven con cierta preocupación la implantación progresiva de una ideología que está provocando una gran desorientación entre los niños, adolescentes y jóvenes”.

En ese sentido, el Arzobispo de Barcelona recordó que “según los partidarios de la ideología de género, la identidad de la persona (hombre o mujer) no se define biológicamente, es decir, en el nacimiento, sino que vendría determinada por los propios sentimientos y deseos individuales”.

Por lo que según esta ideología “la identidad sexual de la persona tendría más que ver con una construcción social que con una realidad natural o biológica” y se “separa drásticamente el valor de la diversidad y complementariedad biológica, afectiva y sexual entre el hombre y la mujer”.

El Arzobispo afirmó que con este documento, la Congregación para la Educación Católica “nos recuerda que existen numerosos argumentos racionales (biológicos, genéticos, neurológicos, endocrinológicos, fisiológicos...) que muestran la centralidad del cuerpo humano como un elemento integral de la identidad personal y de las relaciones familiares”.

También precisó que la familia es “el lugar natural donde la relación entre el hombre y la mujer encuentra su plenitud. La familia es una sociedad natural en la cual se realizan plenamente la reciprocidad y la complementariedad entre el hombre y la mujer”.

Por eso, el Cardenal Omella animó a “no dejar a la familia sola” ante “la deconstrucción de la visión de la persona humana que propone la ideología de género” y el “desafío educativo” que esto representa.

“La Congregación para la Educación Católica nos invita a fomentar una alianza educativa entre la familia, la escuela y la sociedad que respete la responsabilidad primordial de los padres en la educación de sus hijos”, afirmó.

Además aseguró que “la Iglesia, madre y maestra, no solo escucha, sino que, fortalecida por su misión original, se abre a la razón y se pone al servicio de la comunidad humana, para ofrecerle sus propuestas”.

Además, el Arzobispo de Barcelona subrayó que “hoy más que nunca necesitamos una educación afectiva y sexual” que, según apunta este texto de la Congregación para la Educación Católica, “ayude a los niños y jóvenes a desarrollar un sentido crítico ante una invasión de propuestas, ante la pornografía y la sobrecarga de estímulos que pueden provocarles una desorientación emocional y el impedimento de su madurez psico-relacional”.

Por eso también animó a “acompañar a los niños y jóvenes en este aprendizaje y prevenirlos de cualquier influencia que desfigure su capacidad de amar” y pidió “fomentar un diálogo profundo y respetuoso que busque la verdad sobre la persona, de manera que pueda alcanzar su plenitud”.

“Hay que superar cualquier reduccionismo ideológico para redescubrir la belleza del amor, de la complementariedad física, afectiva y mental, la apertura a un amor que puede ser fuente de vida”, afirmó.     

Puede leer la carta íntegra AQUÍ.

Let's block ads! (Why?)

, 18 Ago. 19 (ACI Prensa).- En el siglo IV Santa Elena, madre del emperador Constantino, decidió viajar a Tierra Santa para buscar la Santa Cruz sobre la cual murio Cristo, y encontró mucho más que eso.

Dice la tradición que los obreros que acompañaron a la santa realizaron excavaciones en el monte Calvario. Encontraron la Santa Cruz y también otras reliquias relacionadas con Jesucristo.

La Santa Cruz

Escritores antiguos como San Crisóstomo y San Ambrosio narraron que, después de realizar muchas excavaciones, se encontraron tres cruces. 

Sin saber cuál era la de Jesús, trajeron hasta el Monte Calvario a una mujer agonizante y al tocarla con dos de las cruces ella empeoró. Pero con la tercera cruz, la enferma se recuperó instantáneamente.

Macario, entonces Obispo de Jerusalén; Santa Elena y miles de fieles llevaron la cruz en procesión por las calles de la ciudad.

Un trozo del madero donde fue crucificado Jesús se conserva en la ciudad de Caravaca de la Cruz, en Murcia (España) y otro fragmento de la Vera Cruz se encuentra en la Catedral del Niño Jesús, en la ciudad de Alepo (Siria). 

Esta reliquia fue obsequiada por el fallecido Vicario Apostólico Emérito de Alepo, Mons. Giuseppe Nazzaro. Durante todos los viernes de Cuaresma, los fieles tienen la oportunidad de rezar el Vía Crucis con ella.

La Escalera Santa

Santa Elena también mandó llevar a Roma la Escalera Santa del palacio de Poncio Pilato, que estaba en Jerusalén. Dice la tradición que Jesús subió por estos peldaños de mármol en Viernes Santo para ser juzgado y que derramó allí gotas de sangre.

En la actualidad, la Escalera Santa se conserva frente de la Basílica de San Juan de Letrán en Roma. En 1723 fue protegida con madera de nogal para preservarla de los desgastes, ya que todos los días miles de peregrinos suben por ella de rodillas. 

En algunos peldaños se pueden apreciar a través de un cristal las gotas de sangre que derramó Cristo.

La Escalera Santa / Foto: Cortesía Ximena Rondón (ACI Prensa)

En 1908 el Papa San Pío X concedió la indulgencia plenaria a todos los que asciendan con devoción la escalera, luego de cumplir con las condiciones de la Confesión, la Comunión y la oración por las intenciones del Santo Padre.

Los clavos de Jesús y el “Titulus Crucis”

Santa Elena también encontró los clavos que perforaron las manos y los pies de Cristo. Se dice que la santa los utilizó para proteger a su hijo Constantino en las batallas, colocando un clavo en su caballo y otro en su casco.

La santa también encontró el “Titulus Crucis”, la tablilla colgada en la Cruz que dice: “Jesús Nazareno Rey de los Judíos". Este último objeto fue llevado en el siglo VII a Roma por el Papa San Gregorio Magno.

Uno de los clavos y el "Titulus Crucis" / Foto: Ximena Rondón (ACI Prensa)

El “Titulus Crucis” y uno de los clavos se pueden venerar en la Basílica de la Santa Cruz en Jerusalén. Se cree que los otros clavos están en el altar mayor de la Catedral de Milán, en la llamada Corona de Hierro que está en la Catedral de Monza (Italia) y otro en la Catedral de Colle di Val d´Elsa en la región italiana de Toscana.

La Santa Túnica

En la Catedral de Tréveris se conserva una parte de la túnica que utilizó Jesús antes de ser crucificado. El trozo de tela habría sido conseguida por Santa Elena en Jerusalén y entregada al entonces Arzobispo de Tréveris (Alemania), San Agricio.

La cuna de Jesús

De su viaje a Tierra Santa, la madre del emperador Constantino trajo consigo un fragmento de la cuna donde, según la tradición, reposó el Niño Jesús. Esta reliquia se encuentra en la Basílica Santa María la Mayor en Roma.

Reliquias de los Reyes Magos

De acuerdo al sitio web de la Catedral de Colonia (Alemania), Santa Elena encontró las reliquias de los Reyes Magos en la ciudad de Saba, ubicada en la Península Arábiga, y las llevó hasta Constantinopla (hoy Estambul), que en ese entonces era la capital del Imperio Romano.

Años más tarde las reliquias fueron obsequiadas a San Eustorgio, Obispo de Milán (Italia), pero en el siglo XII el emperador Federico Barbarroja se las llevó a la Catedral de Colonia, donde permanecen hasta la fecha.

El Santo Sepulcro

La iglesia del Santo Sepulcro construida por el emperador Constantino, fue levantada sobre la tumba donde, según la tradición, fue enterrado Jesucristo. Este hallazgo también fue descubierto por Santa Elena en el siglo IV.

En el siglo IV Santa Elena, madre del emperador Constantino, decidió viajar a Tierra Santa para buscar la Santa Cruz sobre la cual murio Cristo, y encontró mucho más que eso.

Dice la tradición que los obreros que acompañaron a la santa realizaron excavaciones en el monte Calvario. Encontraron la Santa Cruz y también otras reliquias relacionadas con Jesucristo.

La Santa Cruz

Escritores antiguos como San Crisóstomo y San Ambrosio narraron que, después de realizar muchas excavaciones, se encontraron tres cruces

Sin saber cuál era la de Jesús, trajeron hasta el Monte Calvario a una mujer agonizante y al tocarla con dos de las cruces ella empeoró. Pero con la tercera cruz, la enferma se recuperó instantáneamente.

Macario, entonces Obispo de Jerusalén; Santa Elena y miles de fieles llevaron la cruz en procesión por las calles de la ciudad.

Un trozo del madero donde fue crucificado Jesús se conserva en la ciudad de Caravaca de la Cruz, en Murcia (España) y otro fragmento de la Vera Cruz se encuentra en la Catedral del Niño Jesús, en la ciudad de Alepo (Siria). 

Esta reliquia fue obsequiada por el fallecido Vicario Apostólico Emérito de Alepo, Mons. Giuseppe Nazzaro. Durante todos los viernes de Cuaresma, los fieles tienen la oportunidad de rezar el Vía Crucis con ella.

La Escalera Santa

Santa Elena también mandó llevar a Roma la Escalera Santa del palacio de Poncio Pilato, que estaba en Jerusalén. Dice la tradición que Jesús subió por estos peldaños de mármol en Viernes Santo para ser juzgado y que derramó allí gotas de sangre.

En la actualidad, la Escalera Santa se conserva frente de la Basílica de San Juan de Letrán en Roma. En 1723 fue protegida con madera de nogal para preservarla de los desgastes, ya que todos los días miles de peregrinos suben por ella de rodillas. 

En algunos peldaños se pueden apreciar a través de un cristal las gotas de sangre que derramó Cristo.

La Escalera Santa / Foto: Cortesía Ximena Rondón (ACI Prensa)

En 1908 el Papa San Pío X concedió la indulgencia plenaria a todos los que asciendan con devoción la escalera, luego de cumplir con las condiciones de la Confesión, la Comunión y la oración por las intenciones del Santo Padre.

Los clavos de Jesús y el “Titulus Crucis”

Santa Elena también encontró los clavos que perforaron las manos y los pies de Cristo. Se dice que la santa los utilizó para proteger a su hijo Constantino en las batallas, colocando un clavo en su caballo y otro en su casco.

La santa también encontró el “Titulus Crucis”, la tablilla colgada en la Cruz que dice: “Jesús Nazareno Rey de los Judíos". Este último objeto fue llevado en el siglo VII a Roma por el Papa San Gregorio Magno.

Uno de los clavos y el "Titulus Crucis" / Foto: Ximena Rondón (ACI Prensa)

El “Titulus Crucis” y uno de los clavos se pueden venerar en la Basílica de la Santa Cruz en Jerusalén. Se cree que los otros clavos están en el altar mayor de la Catedral de Milán, en la llamada Corona de Hierro que está en la Catedral de Monza (Italia) y otro en la Catedral de Colle di Val d´Elsa en la región italiana de Toscana.

La Santa Túnica

En la Catedral de Tréveris se conserva una parte de la túnica que utilizó Jesús antes de ser crucificado. El trozo de tela habría sido conseguida por Santa Elena en Jerusalén y entregada al entonces Arzobispo de Tréveris (Alemania), San Agricio.

La cuna de Jesús

De su viaje a Tierra Santa, la madre del emperador Constantino trajo consigo un fragmento de la cuna donde, según la tradición, reposó el Niño Jesús. Esta reliquia se encuentra en la Basílica Santa María la Mayor en Roma.

Reliquias de los Reyes Magos

De acuerdo al sitio web de la Catedral de Colonia (Alemania), Santa Elena encontró las reliquias de los Reyes Magos en la ciudad de Saba, ubicada en la Península Arábiga, y las llevó hasta Constantinopla (hoy Estambul), que en ese entonces era la capital del Imperio Romano.

Años más tarde las reliquias fueron obsequiadas a San Eustorgio, Obispo de Milán (Italia), pero en el siglo XII el emperador Federico Barbarroja se las llevó a la Catedral de Colonia, donde permanecen hasta la fecha.

El Santo Sepulcro

La iglesia del Santo Sepulcro construida por el emperador Constantino, fue levantada sobre la tumba donde, según la tradición, fue enterrado Jesucristo. Este hallazgo también fue descubierto por Santa Elena en el siglo IV.

Let's block ads! (Why?)

La familia de un hombre canadiense que sufría de esclerosis lateral amiotrófica (ALS, por sus siglas en inglés) instó al Gobierno de su país a cambiar la forma en que trata a los pacientes, luego de que éste recibiera una “muerte con asistencia médica” tras años de lucha para recibir atención adecuada en su domicilio. 

Sean Tagert, de 41 años, fue diagnosticado con ALS, también conocida como enfermedad de Lou Gherig, en marzo de 2013. En octubre de 2017, sufrió un paro cardíaco y posteriormente se le colocó en un ventilador. Su enfermedad le robó la capacidad de mover su cuerpo, comer o hablar y se comunicaba a través de una computadora. Su agudeza mental no se vio afectada. 

En ese momento, los médicos de Tagert recomendaron atención domiciliaria las 24 horas, lo cual es típico para una persona que usa un ventilador a tiempo completo. Vancouver Coastal Health, la autoridad regional de salud de Tagert, solo ofreció inicialmente 15.5 horas de atención al día. Finalmente, después de mucho esfuerzo, aumentaron su oferta a 20 horas al día, lo que significaba que Tagert tenía que pagar 263.50 dólares diarios por las cuatro horas restantes de atención requerida. 

Tagert y su familia continuaron luchando por la cobertura de un día completo de atención, pero sin éxito. 

“Hola a todos. Últimamente he estado callado porque ya no puedo más, estoy cansado. Así que el viernes pasado presenté oficialmente mi documentación de muerte con asistencia médica, con abogados y médicos, todo en el orden correcto. Ha pasado más de un mes desde que presenté mi apelación al departamento de calidad de atención al paciente de Vancouver Coastal Health. Ni siquiera respondieron”, escribió Tagert en una publicación del 25 de julio en su página de Facebook. 

Tagert continuó explicando que más temprano, ese día, dos funcionarios de Vancouver Coastal Health llegaron a su casa y se negaron a hablar con él cuando se dieron cuenta de que estaba grabando la conversación. Finalmente, le dijeron a su madre que estaban allí para recortar los fondos destinados a las horas de atención médica. 

“Bienvenidos al gran sistema de salud canadiense, gente”, dijo Tagert. 

El 6 de agosto, recibió una “muerte con asistencia médica” y falleció. En Canadá, los pacientes mayores de 18 años que han sido diagnosticados con una enfermedad terminal pueden solicitar una “muerte médicamente asistida”. El medicamento letal puede administrarse por sí mismo (suicidio asistido) o, como ocurre en la gran mayoría de casos en el país, administrados por un médico (eutanasia). 

La financiación complete para este procedimiento está disponible y se anuncia en hospitales de todo Canadá.

“Pedimos, en nombre de Sean, que el Gobierno reconozca los serios problemas en el tratamiento de los pacientes con ALS y para sus familias, y encuentre soluciones reales para aquellos que ya sufren de manera inimaginable”, se lee en una publicación en su página de Facebook que anuncia su fallecimiento. 

La publicación describía las dificultades que soportó para permanecer en su propia casa.  

“Asegurar una atención constante fue una lucha constante y una fuente de estrés para Sean como paciente. Si bien logró, con la ayuda de muchos, armar un centro de atención adecuado en su propia casa (incluida una costosa máquina de succión de saliva, necesaria para evitar que se asfixia, obtenida con la ayuda de donaciones recaudadas en línea). La atención las 24 horas que requirió fue extremadamente difícil, especialmente porque el Gobierno provincial se negó a financiar completamente la atención domiciliaria”, dice la publicación. 

Tagert tenía la custodia parcial de su hijo de 11 años, Aidan. 

“Por encima de todo, Sean se dedicó a su hijo. Sean solía decir que Aidan era su razón de vivir y que tenía una estrecha relación con él hasta el final”, señala la publicación.

Desde la muerte de Tagert, los críticos canadienses y los médicos de cuidados paliativos han pedido cambios en la forma en que el sistema de salud del país maneja a los pacientes con necesidades de salud complicadas. 

“Nadie debería sentir que la muerte es la única opción debido a la falta de atención”, dijo en Twitter la doctora Leonie Herx, médica de cuidados paliativos de Toronto. 

Herx señaló la paradoja de que actualmente los canadienses tienen el “derecho” a morir con asistencia médica, pero no a los cuidados paliativos y de discapacidad. 

“Debemos hacerlo mejor para los canadienses vulnerables”, dijo. 

La Sociedad de ALS de Canadá no comentó específicamente sobre el caso de Tagert, pero CNA recibió una declaración del CEO, Tammy Moore, que decía: “Las personas que viven con ALS deben tener acceso al apoyo de cuidado personal y cuidados paliativos adecuados para satisfacer sus necesidades”. 

La muerte con asistencia médica está totalmente financiada en el sistema de salud canadiense.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.

Let's block ads! (Why?)

La organización de caridad creada por los obispos de Estados Unidos, Catholic Relief Services (CRS), criticó al Gobierno norteamericano por proponer recortar los fondos públicos destinados a programas de ayuda extranjera que ya habían sido aprobados por el Congreso.

Según las agencias de ayuda, la medida podría significar una pérdida de entre 2 mil millones y 4 mil millones de dólares que se habrían destinado para esfuerzos humanitarios.

La Oficina de Administración y Presupuesto solicitó la suspensión temporal de los fondos la semana pasada, pidiendo una “contabilidad” de todo el presupuesto que aún no se ha designado oficialmente para fines específicos.

La carta identificó 10 áreas de ayuda a las que se aplicaría la retención de fondos, incluida la asistencia para el desarrollo, salud mundial, contribuciones a organizaciones internacionales, control internacional de narcóticos y actividades de mantenimiento de la paz, informó The New York Times.

Aunque el congelamiento de fondos fue levantado parcialmente el 9 de agosto luego de las críticas de los legisladores demócratas y republicanos, los grupos de ayuda aún temen que el Gobierno pueda enviar al Congreso un presupuesto que retire miles de millones de dólares en asistencia extranjera, informó Político[DL1] .

“Las iglesias locales y Catholic Relief Services se asocian con el gobierno de los Estados Unidos para reducir la pobreza, aliviar el sufrimiento y fomentar la paz en todo el mundo. La rescisión de algunos de estos y otros fondos internacionales para reducir la pobreza limitará la capacidad de los Estados Unidos de apoyar a las comunidades pobres y vulnerables, responder a los desafíos de salud global, abordar las causas fundamentales de la migración forzada y promover la libertad religiosa internacional, la seguridad global y el mantenimiento de la paz”, dijo CRS.

Un recorte de 4 mil millones de dólares del presupuesto para ayuda representa el 0.08% del presupuesto federal esperado. Aun así, dice CRS, el financiamiento marca una diferencia significativa en sus operaciones en el extranjero.

“Instamos a la administración a que no rescinda los fondos de asistencia extranjera. Instamos al Congreso a rechazar cualquier rescisión que tenga como objetivo las cuentas de reducción de la pobreza y consolidación de la paz y requiera que la administración haga uso de los fondos previamente asignados. Los conflictos y las crisis de hoy son terribles. El liderazgo moral y financiero de Estados Unidos es necesario”, concluyó CRS.

Let's block ads! (Why?)

Qaraqosh, 18 Ago. 19 (ACI Prensa).- Un monasterio de la iglesia católica siria en Irak que fue destrozado por el Estado Islámico (ISIS) en 2014 fue consagrado nuevamente al Señor el último jueves para la celebración parroquial de la Solemnidad de la Asunción de María.

El Monasterio de los Mártires Mar Behnam y Marth Sarah en la ciudad iraquí de Qaraqosh le dio la bienvenida al Arzobispo de Mosul, Mons. Yohanna Petros Mouche, así como a sacerdotes y a la comunidad católica local para celebrar la solemnidad el 14 de agosto.

Mons. Mouche volvió a dedicar el altar del monasterio que había sido quemado por el Estado Islámico. Luego de renovaciones y reconstrucciones, el interior del templo fue pintado de blanco una vez que se carbonizó por el fuego.

“Todas estas personas no ven que la comunidad renace únicamente como piedras, sino en torno a la fe a Cristo que se celebra en la resurrección. Entonces, la resurrección de Cristo es la resurrección de la comunidad misma que continúa. Nuestra comunidad tiene alrededor de 800 familias”, dijo el sacerdote iraquí P. George Jahola a Vatican News, en una entrevista publicada el 15 de agosto.

Hace cinco años, en la Fiesta de la Transfiguración del mes de agosto, el Estado Islámico devastó la ciudad de Qaraqosh en las llanuras de Nínive de Iraq, lo que provocó que los cristianos huyeran de la región.

“En 2014 dejamos nuestras iglesias y nuestros hogares. La ciudad tenía unos 50.000 habitantes cristianos”, el P. Jahola.

Ahora la población cristiana en la ciudad se ha reducido a la mitad. Alrededor de 26.000 cristianos han regresado a Qaraqosh, explicó el sacerdote.

Durante su ocupación, el Estado Islámico profanó las iglesias en Qaraqosh, en algunos casos escribiendo instrucciones para la guerra en los muros de la iglesia. La Iglesia Católica Siria de San Jorge se convirtió en una fábrica de bombas y se utilizó como almacenamiento para el suministro de productos químicos mortales. La Iglesia de la Inmaculada Concepción se utilizó como campo de tiro, según Ayuda a la Iglesia Necesitada.

El Monasterio de Mar Behnam y Mart Sarah fue carbonizada y su campanario fue demolido. 

“Pero nunca dejamos de imaginar lo hermosa que sería nuestra iglesia, una vez arreglada”, expresó el P. Jahola.

La Misa de Navidad se celebró en el templo en diciembre de 2018 durante el proceso de reconstrucción. El campanario fue reconstruido en 2019.

“Comenzamos el proyecto de reconstrucción incluso antes de la liberación de la ciudad, en las llanuras de Nínive, cuando éramos refugiados. Hemos trabajado para reconstruir casas y comunidades como creyentes, porque este es el sentido de pertenecer tanto a una parroquia como a una comunidad”, expresó el presbítero iraquí.

ISIS fue expulsado de Mosul en 2017 y la última ciudad restante del califato original en Siria cayó a principios del 2019. Sin embargo, muchos cristianos que huyeron del ataque de ISIS en 2014 no han regresado a sus hogares en Mosul y la región del Nínive.

Aunque el califato territorial de ISIS desapareció, las amenazas de seguridad contra cristianos y yazidíes permanecen en la región. Según los cálculos de la Comisión de Libertad Religiosa Internacional de los Estados Unidos (USCIRF), se estima que hasta 15.000 combatientes de ISIS permanecieron en Irak.

El cristianismo ha estado presente en la llanura de Nínive en Irak, entre Mosul y el Kurdistán iraquí, desde el primer siglo.

“Lo que hemos aprendido del Evangelio, del Señor, es ser instrumentos de paz y también vivir la paz- Intentamos en todos los sentidos darnos cuenta aquí, donde la mayoría es musulmana, donde todavía hay alguien que odia. Realmente creemos en esto, en el perdón y en dejar atrás el pasado para continuar hacia el futuro”, concluyó el P. Jahola.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.

Un monasterio de la iglesia católica siria en Irak que fue destrozado por el Estado Islámico (ISIS) en 2014 fue consagrado nuevamente al Señor el último jueves para la celebración parroquial de la Solemnidad de la Asunción de María.

El Monasterio de los Mártires Mar Behnam y Marth Sarah en la ciudad iraquí de Qaraqosh le dio la bienvenida al Arzobispo de Mosul, Mons. Yohanna Petros Mouche, así como a sacerdotes y a la comunidad católica local para celebrar la solemnidad el 14 de agosto.

Mons. Mouche volvió a dedicar el altar del monasterio que había sido quemado por el Estado Islámico. Luego de renovaciones y reconstrucciones, el interior del templo fue pintado de blanco una vez que se carbonizó por el fuego.

“Todas estas personas no ven que la comunidad renace únicamente como piedras, sino en torno a la fe a Cristo que se celebra en la resurrección. Entonces, la resurrección de Cristo es la resurrección de la comunidad misma que continúa. Nuestra comunidad tiene alrededor de 800 familias”, dijo el sacerdote iraquí P. George Jahola a Vatican News, en una entrevista publicada el 15 de agosto.

Hace cinco años, en la Fiesta de la Transfiguración del mes de agosto, el Estado Islámico devastó la ciudad de Qaraqosh en las llanuras de Nínive de Iraq, lo que provocó que los cristianos huyeran de la región.

“En 2014 dejamos nuestras iglesias y nuestros hogares. La ciudad tenía unos 50.000 habitantes cristianos”, el P. Jahola.

Ahora la población cristiana en la ciudad se ha reducido a la mitad. Alrededor de 26.000 cristianos han regresado a Qaraqosh, explicó el sacerdote.

Durante su ocupación, el Estado Islámico profanó las iglesias en Qaraqosh, en algunos casos escribiendo instrucciones para la guerra en los muros de la iglesia. La Iglesia Católica Siria de San Jorge se convirtió en una fábrica de bombas y se utilizó como almacenamiento para el suministro de productos químicos mortales. La Iglesia de la Inmaculada Concepción se utilizó como campo de tiro, según Ayuda a la Iglesia Necesitada.

El Monasterio de Mar Behnam y Mart Sarah fue carbonizada y su campanario fue demolido. 

“Pero nunca dejamos de imaginar lo hermosa que sería nuestra iglesia, una vez arreglada”, expresó el P. Jahola.

La Misa de Navidad se celebró en el templo en diciembre de 2018 durante el proceso de reconstrucción. El campanario fue reconstruido en 2019.

“Comenzamos el proyecto de reconstrucción incluso antes de la liberación de la ciudad, en las llanuras de Nínive, cuando éramos refugiados. Hemos trabajado para reconstruir casas y comunidades como creyentes, porque este es el sentido de pertenecer tanto a una parroquia como a una comunidad”, expresó el presbítero iraquí.

ISIS fue expulsado de Mosul en 2017 y la última ciudad restante del califato original en Siria cayó a principios del 2019. Sin embargo, muchos cristianos que huyeron del ataque de ISIS en 2014 no han regresado a sus hogares en Mosul y la región del Nínive.

Aunque el califato territorial de ISIS desapareció, las amenazas de seguridad contra cristianos y yazidíes permanecen en la región. Según los cálculos de la Comisión de Libertad Religiosa Internacional de los Estados Unidos (USCIRF), se estima que hasta 15.000 combatientes de ISIS permanecieron en Irak.

El cristianismo ha estado presente en la llanura de Nínive en Irak, entre Mosul y el Kurdistán iraquí, desde el primer siglo.

“Lo que hemos aprendido del Evangelio, del Señor, es ser instrumentos de paz y también vivir la paz- Intentamos en todos los sentidos darnos cuenta aquí, donde la mayoría es musulmana, donde todavía hay alguien que odia. Realmente creemos en esto, en el perdón y en dejar atrás el pasado para continuar hacia el futuro”, concluyó el P. Jahola.

Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA.

Let's block ads! (Why?)

El Papa Francisco recordó que es una incoherencia llamarse cristiano y acudir a un adivino o adivina a que lea la mano: “Eso es superstición, no es de Dios”, aseguró.

“Cuántos que se dicen cristianos acuden a un adivino o adivina a que le lean la mano”, lamentó en su reflexión previa al rezo del Ángelus este domingo 18 de agosto en la plaza de San Pedro del Vaticano.

En su enseñanza, el Santo Padre hizo un llamado a la coherencia de los cristianos con el Evangelio.

“Se trata”, afirmó el Pontífice, “de no vivir de manera hipócrita, sino de estar dispuestos a pagar el precio de la elección coherente con el Evangelio. Esa es la actitud que cada uno de nosotros debería buscar en la vida: coherencia, y pagar el precio de ser coherente con el Evangelio”.

Francisco insistió: “Es bueno llamarse cristianos, pero, sobre todo, es necesario ser cristianos en las situaciones concretas, testimoniando el Evangelio que es esencialmente amor por Dios y por los hermanos”.

En ese sentido, recordó las palabras de Jesús que se pueden leer en el Evangelio de este domingo, palabras “que pueden resultar desconcertantes a primera vista”: “¿Creéis que estoy aquí para dar paz a la tierra? No, os lo aseguro, sino división”.

El Papa explicó Jesús vino a separar “el bien del mal, lo justo de lo injusto. En ese sentido ha venido a ‘dividir’, a poner en ‘crisis’ la vida de sus discípulos, rompiendo las fáciles ilusiones de cuantos creen que pueden conjugar vida cristiana y compromisos de todo tipo, prácticas religiosas y actitudes contra el prójimo, conjugar la verdadera religiosidad con las prácticas supersticiosas”.

Además, explicó otra afirmación chocante de Jesús en el Evangelio del día: “He venido a arrojar un fuego sobre la tierra y ¡cuánto desearía que ya estuviera encendido!’”.

“Estas palabras tienen el objetivo de ayudar a los discípulos a abandonar toda actitud de pereza, de apatía, de indiferencia y de cierre para acoger el fuego del amor de Dios”, indicó.

“Jesús revela a sus amigos, y también a nosotros, su deseo más ardiente: llevar sobre la tierra el fuego del amor del Padre que enciende la vida y mediante el cual el hombre ha sido salvado. Jesús nos llama a difundir en el mundo este fuego, gracias al cual seremos reconocidos como sus verdaderos discípulos”.

Subrayó que “el fuego del amor, encendido por Cristo en el mundo por medio del Espíritu Santo es un fuego sin límites y es un fuego universal. Esto se ha visto desde el fin de los primeros tiempos del cristianismo: el testimonio del Evangelio se propagó como un incendio benéfico superando toda división entre individuos, categorías sociales, pueblos y naciones”.

El testimonio del Evangelio “quema toda forma de particularismo y mantiene la caridad abierta a todos, con una única preferencia: la preferencia por los más pobres y excluidos”.

“La adhesión al fuego del amor que Jesús portó sobre la tierra envuelve toda nuestra existencia y requiere la adoración a Dios y también una disponibilidad a servir al prójimo”.

La primera, adorar a Dios, “quiere decir aprender la oración de la adoración que a veces olvidamos. Ese es el motivo por el que invito a todos a descubrir la belleza de la oración de adoración y ejercitarla con frecuencia”.

La segunda, disponibilidad a servir al prójimo. “Pienso con admiración en tantas comunidades y grupos de jóvenes que, incluso durante el verano, se dedican a este servicio en favor de los enfermos, los pobres, las personas con discapacidad”.

“Para vivir según el espíritu del Evangelio se necesita que, siempre frente a nuevas necesidades que se presentan en el mundo, haya discípulos de Cristo que sepan responder con nuevas iniciativas de caridad”.

Por último, insistió en que “el Evangelio, con la adoración a Dios y el servicio al prójimo, las dos juntas, se manifiesta, así, como un verdadero fuego salvífico que cambia el mundo a partir del cambio del corazón de cada uno”.

Let's block ads! (Why?)

Este domingo 18 de agosto la Iglesia celebra la fiesta de Santa Elena, madre del emperador romano Constantino, que viajó a Jerusalén entre los años 327 y 328 donde encontró la Cruz de Cristo y trasladó sus restos a Roma.

Los fragmentos traídos por Santa Elena se conservan hoy en la Basílica de la Santa Cruz en Jerusalén de Roma, muy cerca de la Basílica Pontificia de San Juan de Letrán. El hallazgo de la Santa Cruz no está exento de detalles sobrenaturales.

Según la tradición, Santa Elena localizó el Calvario gracias a los testimonios de los habitantes de Jerusalén, que habían guardado la memoria del punto exacto a pesar del intento de desvirtuar el lugar mediante la construcción de un templo pagano.

En ese lugar de Jerusalén se alza hoy la Basílica del Santo Sepulcro en cuyo interior se veneran el lugar de la crucifixión y el Santo Sepulcro. Esa iglesia se construyó, precisamente, por orden de Constantino, aunque fue posteriormente destruida por persas y árabes y, posteriormente, reconstruida por los cruzados.

En sus indagaciones, Santa Elena localizó numerosas cruces, ya que el Calvario era un punto habitual de ajusticiamiento. Para averiguar cuál era la verdadera Cruz de Cristo hizo colocar unos fragmentos junto a una mujer agonizante que, al tocarlos se recuperó de su enfermedad.

Esos fragmentos son los que se custodian en un relicario del año 1800 en una cripta bajo la Basílica de la Santa Cruz en Jerusalén de Roma.

La actual Basílica, del siglo XVIII y en estilo barroco-romano, se alza sobre una construcción anterior del siglo IV restaurada en los siglos VIII y XII.

El solar sobre el que se alza era, en su origen, el Palatium Sessorianum, un palacio imperial que incluía un circo y un anfiteatro castrense. El anfiteatro todavía se conserva en buen estado y es empleado como huerto de un monasterio fundado en el siglo X anexo a la Basílica.

Al trasladar la capital imperial desde Roma a Constantinopla, el emperador Constantino entregó la propiedad del palacio a su madre Santa Elena. Santa Elena construyó en el palacio la capilla donde guardó las reliquias de la Cruz.

En el siglo VIII, los Papas Gregorio II y Adriano I restauraron la capilla. En el siglo XII, el Papa Lucio II amplió la capilla en estilo románico mediante la construcción de tres naves, un campanario y un pórtico.

La estructura de aquella construcción es la que se conserva en la actualidad, aunque muy modificada por la reconstrucción barroca realizada en el siglo XVIII por el Papa Benedicto XVI.

La Basílica es una de las siete iglesias que los peregrinos que vienen a Roma deben visitar. Las siete iglesias son la Basílica de San Pedro del Vaticano, la Basílica de San Juan de Letrán, la Basílica de San Pablo Extramuros, la Basílica de Santa María la Mayor, la Basílica de San Lorenzo Extramuros, la Basílica de San Sebastián Extramuros y la Basílica de la Santa Cruz en Jerusalén.

Además de los fragmentos de la Santa Cruz, en la cripta de la Basílica se conserva la reliquia de la tabla con el mensaje, en hebreo, griego y latín, de “Jesús Nazareno Rey de los Judíos”, ordenada colocar por Pilato en lo alto de la Cruz de Cristo.

La procedencia de la tabla no está clara, pero se piensa que fue trasladada a la Basílica en el siglo VI. La tabla custodiada en la cripta conserva la inscripción “I. NAZARINVS RE”.

Let's block ads! (Why?)

18 de agosto de 2019 1:59 am

Redacción ACI Prensa

Hoy comienza novena a Santa Mónica, quien oró 15 años por conversión de su hijo

Hoy empieza la novena a Santa Mónica, la madre de San Agustín de quien el Papa Francisco dijo en 2013: “¡Cuántas lágrimas derramó esa santa mujer por la conversión del hijo! ¡Y cuántas mamás también hoy derraman lágrimas para que los propios hijos regresen a Cristo! ¡No pierdan la esperanza en la gracia de Dios!”.

Santa Mónica oraba y ofrecía sacrificios constantemente por la conversión de su esposo, quien era un hombre violento y mujeriego. Años después Dios le concedió este deseo y Patricio se bautizó. También rezó durante 15 años por la conversión de su hijo Agustín, quien llevaba una vida libertina.

Celebramos a Santa Mónica el 27 de agosto, aquí les presentamos una novena de preparación para su fiesta:

Etiquetas: Oración, Santos, Novenas, Santa Mónica

Síguenos:

Libros del padre José Antonio Fortea
Cara a cara con Alejandro Bermúdez
El blog de Mons. José Gómez

Let's block ads! (Why?)

REDACCIÓN CENTRAL, 18 Ago. 19 (ACI Prensa).- Hoy empieza la novena a Santa Mónica, la madre de San Agustín de quien el Papa Francisco dijo en 2013: “¡Cuántas lágrimas derramó esa santa mujer por la conversión del hijo! ¡Y cuántas mamás también hoy derraman lágrimas para que los propios hijos regresen a Cristo! ¡No pierdan la esperanza en la gracia de Dios!”.

Santa Mónica oraba y ofrecía sacrificios constantemente por la conversión de su esposo, quien era un hombre violento y mujeriego. Años después Dios le concedió este deseo y Patricio se bautizó. También rezó durante 15 años por la conversión de su hijo Agustín, quien llevaba una vida libertina.

Celebramos a Santa Mónica el 27 de agosto, aquí les presentamos una novena de preparación para su fiesta:

Primer día de la novena a Santa Mónica Segundo día de la novena a Santa Mónica Tercer día de la novena a Santa Mónica Cuarto día de la novena a Santa Mónica Quinto día de la novena a Santa Mónica Sexto día de la novena a Santa Mónica Séptimo día de la novena a Santa Mónica Octavo día de la novena a Santa Mónica Noveno día de la novena a Santa Mónica

REDACCIÓN CENTRAL, 18 Ago. 19 (ACI Prensa).- Su nombre significa “antorcha resplandeciente”. Esta gran Santa fue la madre del emperador que les concedió la libertad a los cristianos, después de tres siglos de persecución, y logró encontrar la Santa Cruz de Cristo en Jerusalén.

Elena nació en el año 270 en Bitinia (hacia el sur de Rusia, junto al Mar Negro). Era hija de un hotelero y en su juventud era muy hermosa.

Un día pasó por esas tierras un general muy famoso del ejército romano, llamado Constancio Cloro. Se enamoraron y se casaron. La pareja tuvo un hijo al que llamaron Constantino.

Años después el emperador de Roma, Maximiliano, ofreció a Constancio Cloro un cargo como su colaborador más cercano, pero con la condición de que repudiara a su esposa Elena y se casara con su hija. Dejándose llevar por su ambición al poder, Constancio repudió a Elena.

La Santa sufrió un humillante abandono durante 14 años. Sin embargo, en medio de la soledad conoció a Dios y se convirtió al cristianismo.

Cuando murió Constancio Cloro, Constantino fue proclamado emperador por el ejército.

Antes de la batalla de Saxa Rubra contra sus enemigos en el puente Milvio en Roma, Constantino tuvo un sueño donde Cristo le mostraba la Cruz y le decía: “Con este signo vencerás”. Al día siguiente, el emperador llevó la Cruz en el combate y venció.

Tras la victoria en el año 313, Constantino decretó la libre profesión de la religión católica y expandió el cristianismo por todo el imperio.

Constantino amaba inmensamente a su madre Elena y la nombró Augusta o emperatriz. Mandó hacer monedas su figura de ella, y le dio plenos poderes para que empleara el dinero del gobierno en las obras de caridad que ella quisiera.

Elena se fue a Jerusalén para buscar la Santa Cruz, llevándose un grupo de obreros que realizaron excavaciones en el monte Calvario y la encontraron.

En el año 326, la Santa mandó a traer la Escalera Santa del palacio de Poncio Pilato en Jerusalén. Según la tradición, Cristo subió por ella en el Viernes Santo al palacio para ser juzgado y derramó sobre ella gotas de sangre. Está ubicada frente a la Basílica de San Juan de Letrán en Roma. En 1723 fue forrada con madera de nogal para preservarla de los desgastes ya que miles de peregrinos suben continuamente por ella de rodillas.

San Ambrosio narra que a pesar de ser la madre del emperador, Santa Elena se vestía con sencillez, se mezclaba con los pobres y utilizaba el dinero que su hijo le daba para repartir limosnas. También era muy piadosa y pasaba muchas horas rezando en el templo.

En Tierra Santa hizo construir tres templos: uno en el Calvario, otro en el monte de los Olivos y el tercero en Belén.

Más información:

Biografía Hallazgo de la Santa Cruz Frases de su padre, el Rey Coel, a Santa Elena Oración de Interseción a Santa Elena Oración a Santa Elena Especial de Santa Elena

Su nombre significa “antorcha resplandeciente”. Esta gran Santa fue la madre del emperador que les concedió la libertad a los cristianos, después de tres siglos de persecución, y logró encontrar la Santa Cruz de Cristo en Jerusalén.

Elena nació en el año 270 en Bitinia (hacia el sur de Rusia, junto al Mar Negro). Era hija de un hotelero y en su juventud era muy hermosa.

Un día pasó por esas tierras un general muy famoso del ejército romano, llamado Constancio Cloro. Se enamoraron y se casaron. La pareja tuvo un hijo al que llamaron Constantino.

Años después el emperador de Roma, Maximiliano, ofreció a Constancio Cloro un cargo como su colaborador más cercano, pero con la condición de que repudiara a su esposa Elena y se casara con su hija. Dejándose llevar por su ambición al poder, Constancio repudió a Elena.

La Santa sufrió un humillante abandono durante 14 años. Sin embargo, en medio de la soledad conoció a Dios y se convirtió al cristianismo.

Cuando murió Constancio Cloro, Constantino fue proclamado emperador por el ejército.

Antes de la batalla de Saxa Rubra contra sus enemigos en el puente Milvio en Roma, Constantino tuvo un sueño donde Cristo le mostraba la Cruz y le decía: “Con este signo vencerás”. Al día siguiente, el emperador llevó la Cruz en el combate y venció.

Tras la victoria en el año 313, Constantino decretó la libre profesión de la religión católica y expandió el cristianismo por todo el imperio.

Constantino amaba inmensamente a su madre Elena y la nombró Augusta o emperatriz. Mandó hacer monedas su figura de ella, y le dio plenos poderes para que empleara el dinero del gobierno en las obras de caridad que ella quisiera.

Elena se fue a Jerusalén para buscar la Santa Cruz, llevándose un grupo de obreros que realizaron excavaciones en el monte Calvario y la encontraron.

En el año 326, la Santa mandó a traer la Escalera Santa del palacio de Poncio Pilato en Jerusalén. Según la tradición, Cristo subió por ella en el Viernes Santo al palacio para ser juzgado y derramó sobre ella gotas de sangre. Está ubicada frente a la Basílica de San Juan de Letrán en Roma. En 1723 fue forrada con madera de nogal para preservarla de los desgastes ya que miles de peregrinos suben continuamente por ella de rodillas.

San Ambrosio narra que a pesar de ser la madre del emperador, Santa Elena se vestía con sencillez, se mezclaba con los pobres y utilizaba el dinero que su hijo le daba para repartir limosnas. También era muy piadosa y pasaba muchas horas rezando en el templo.

En Tierra Santa hizo construir tres templos: uno en el Calvario, otro en el monte de los Olivos y el tercero en Belén.

Más información:

Let's block ads! (Why?)

REDACCIÓN CENTRAL, 18 Ago. 19 (ACI Prensa).- San Alberto Hurtado quiso imitar a Jesús en las cosas sencillas de cada día, como Cristo se dedicó a los pobres y huérfanos y se preocupó por darles una vida digna. Se caracterizó por su fortaleza, su generosidad y su entrega incondicional a Dios.

Alberto Hurtado Cruchaga nació el 22 de enero de 1901, en Viña del Mar, Chile, en el seno de una familia cristiana. Sus padres, Alberto Hurtado y Ana Cruchaga vivían en el fundo Los Perales de Tapihue cerca de la localidad de Casablanca y fue donde Alberto pasó sus primeros años de vida.

Cuando tenía cuatro años, su padre falleció dejando a su madre a cargo de su hermano Miguel y de él. Al no tener suficientes ingresos para la manutención de sus dos hijos, Ana tuvo que vender el fundo y trasladarse a Santiago donde fueron acogidos por sus familiares.

En 1909 ingresó al Colegio San Ignacio, donde destacó por ser buen compañero, entusiasta y alegre. Fue en este lugar donde comenzó a manifestarse su vocación al sacerdocio.

Sin embargo, la precaria situación económica de su madre le impedía cumplir su sueño de entrar a la Compañía de Jesús. Cuando terminó el colegio estudió leyes en la Pontificia Universidad Católica de Chile. Para ayudar a su familia trabajaba en las tardes y colaboraba en la parroquia Virgen de Andacollo en las pocas horas que le quedaban libres.

En esos años, Alberto nunca perdió la esperanza y rezaba con fervor a Dios para que le permitiera ser sacerdote. En 1923 sus rezos fueron escuchados y pudo ingresar al seminario. En 1933 fue ordenado sacerdote en Bélgica.

El Santo regresó a Chile en 1936. De inmediato se puso a trabajar como profesor en el Colegio San Ignacio. Se dedicó a orientar a los niños y jóvenes que buscaban su compañía y sus consejos. Su carisma por los jóvenes era tan grande que sobrepasó los límites del colegio y fue llamado como asesor de la Acción Católica Juvenil.

Junto a sus colaboradores recorrió la patria inflamando los corazones juveniles con el deseo de luchar por la gloria de Cristo.

El Hogar de Cristo

Una noche encontró a un pobre enfermo abandonado en las calles y en otra noche vio a un grupo de niños que dormían bajo el punto del río Mapocho. Se conmovió y reconocía el rostro de Cristo en cada uno de ellos. Por ellos decidió ayudarlos. Pidió a sus feligreses que lo apoyaran con todas las limosnas posibles. Así reunió dinero, joyas y terrenos. Gracias a estas donaciones fundó su gran obra: “El Hogar de Cristo”.

Con su incansable amor recorría las calles en su camioneta para recoger a los pobres y niños y llevarlos al “Hogar de Cristo” donde les daba leche caliente y para que pudieran dormir en una cama confortable.

Siempre tenía un nuevo proyecto entre sus manos. Una nueva casa de acogida para los niños, talleres de enseñanza, más camas para las hospederías. También fundó varios talleres para educar a los jóvenes y  capacitarlos para que consigan un trabajo digno. Pese a la incomprensión de muchos, siempre encontraba la fuerza para seguir sirviendo a Cristo.

También publicó libros y dio conferencias sobre el sacerdocio, los problemas de la adolescencia, la educación, el orden social y el catolicismo. Fundó la revista Mensaje y varias para la Acción Sindical Chilena.

Pese a la cantidad de tareas impuestas, nunca dejó de realizar Dirección Espiritual. Con su mejor sonrisa recibía y escuchaba a sus "patroncitos".

Tenía 51 años cuando le diagnosticaron cáncer. A pesar de los fuertes dolores de su enfermedad, siguió trabajando por Cristo desde su habitación en el Hospital Clínico de la Universidad Católica. Hasta el final se mantuvo alegre y contento, siempre dando una palabra de esperanza y apoyo a quien lo visitaba. Siempre repetía: Contento, Señor, contento”.

Partió al cielo el 18 de agosto de 1952. El 16 de octubre de 1994, San Juan Pablo II beatificó al Padre Hurtado. Fue canonizado el 23 de octubre de 2005 por el Papa Benedicto XVI.

Más información: 

Biografía El primer milagro del Padre Hurtado El Papa firmó decreto que confirma segundo milagro del P. Hurtado Oración a San Alberto Hurtado Oración por los Enfermos de San Alberto Hurtado Oración a la Virgen María por San Alberto Hurtado Oración de San Alberto Hurtado por los niños Oración La Sonrisa por San Alberto Hurtado Especial de San Alberto Hurtado Cruchaga

San Alberto Hurtado quiso imitar a Jesús en las cosas sencillas de cada día, como Cristo se dedicó a los pobres y huérfanos y se preocupó por darles una vida digna. Se caracterizó por su fortaleza, su generosidad y su entrega incondicional a Dios.

Alberto Hurtado Cruchaga nació el 22 de enero de 1901, en Viña del Mar, Chile, en el seno de una familia cristiana. Sus padres, Alberto Hurtado y Ana Cruchaga vivían en el fundo Los Perales de Tapihue cerca de la localidad de Casablanca y fue donde Alberto pasó sus primeros años de vida.

Cuando tenía cuatro años, su padre falleció dejando a su madre a cargo de su hermano Miguel y de él. Al no tener suficientes ingresos para la manutención de sus dos hijos, Ana tuvo que vender el fundo y trasladarse a Santiago donde fueron acogidos por sus familiares.

En 1909 ingresó al Colegio San Ignacio, donde destacó por ser buen compañero, entusiasta y alegre. Fue en este lugar donde comenzó a manifestarse su vocación al sacerdocio.

Sin embargo, la precaria situación económica de su madre le impedía cumplir su sueño de entrar a la Compañía de Jesús. Cuando terminó el colegio estudió leyes en la Pontificia Universidad Católica de Chile. Para ayudar a su familia trabajaba en las tardes y colaboraba en la parroquia Virgen de Andacollo en las pocas horas que le quedaban libres.

En esos años, Alberto nunca perdió la esperanza y rezaba con fervor a Dios para que le permitiera ser sacerdote. En 1923 sus rezos fueron escuchados y pudo ingresar al seminario. En 1933 fue ordenado sacerdote en Bélgica.

El Santo regresó a Chile en 1936. De inmediato se puso a trabajar como profesor en el Colegio San Ignacio. Se dedicó a orientar a los niños y jóvenes que buscaban su compañía y sus consejos. Su carisma por los jóvenes era tan grande que sobrepasó los límites del colegio y fue llamado como asesor de la Acción Católica Juvenil.

Junto a sus colaboradores recorrió la patria inflamando los corazones juveniles con el deseo de luchar por la gloria de Cristo.

El Hogar de Cristo

Una noche encontró a un pobre enfermo abandonado en las calles y en otra noche vio a un grupo de niños que dormían bajo el punto del río Mapocho. Se conmovió y reconocía el rostro de Cristo en cada uno de ellos. Por ellos decidió ayudarlos. Pidió a sus feligreses que lo apoyaran con todas las limosnas posibles. Así reunió dinero, joyas y terrenos. Gracias a estas donaciones fundó su gran obra: “El Hogar de Cristo”.

Con su incansable amor recorría las calles en su camioneta para recoger a los pobres y niños y llevarlos al “Hogar de Cristo” donde les daba leche caliente y para que pudieran dormir en una cama confortable.

Siempre tenía un nuevo proyecto entre sus manos. Una nueva casa de acogida para los niños, talleres de enseñanza, más camas para las hospederías. También fundó varios talleres para educar a los jóvenes y  capacitarlos para que consigan un trabajo digno. Pese a la incomprensión de muchos, siempre encontraba la fuerza para seguir sirviendo a Cristo.

También publicó libros y dio conferencias sobre el sacerdocio, los problemas de la adolescencia, la educación, el orden social y el catolicismo. Fundó la revista Mensaje y varias para la Acción Sindical Chilena.

Pese a la cantidad de tareas impuestas, nunca dejó de realizar Dirección Espiritual. Con su mejor sonrisa recibía y escuchaba a sus "patroncitos".

Tenía 51 años cuando le diagnosticaron cáncer. A pesar de los fuertes dolores de su enfermedad, siguió trabajando por Cristo desde su habitación en el Hospital Clínico de la Universidad Católica. Hasta el final se mantuvo alegre y contento, siempre dando una palabra de esperanza y apoyo a quien lo visitaba. Siempre repetía: Contento, Señor, contento”.

Partió al cielo el 18 de agosto de 1952. El 16 de octubre de 1994, San Juan Pablo II beatificó al Padre Hurtado. Fue canonizado el 23 de octubre de 2005 por el Papa Benedicto XVI.

Más información: 

Let's block ads! (Why?)

El director general del Centro de Psicología Católico Areté, Humberto Del Castillo Drago, dictará el 31 de agosto una conferencia virtual sobre la diferencia entre manifestaciones espirituales y enfermedades mentales.

“Es muy importante aprender a distinguir sobre un hecho que pasa en nuestra vida, o en la vida de alguien cercano: para discernir si es una manifestación espiritual o un trastorno o enfermedad psicológico o psiquiátrico, y así brindar una ayuda adecuada a la persona, ya que, estamos ante dos extremos: psicologismo o espiritualismo”, explicó el experto.

El psicólogo católico recordó que “el hombre, la persona es unidad inseparable, unidad bio-psico-espiritual. En el acompañamiento integral de una persona es clave la diferenciación de funciones de un director espiritual, un psicólogo clínico y un psiquiatra; cada uno con un conocimiento importante para ayudar a la persona”.

Las personas interesadas en dicha conferencia pueden comunicarse al correo [email protected] o ingresar a la cuenta de Facebook.

Además de conferencias virtuales, el Centro de Psicología Católico Areté brinda el servicio de consultoría psicológica en línea y formación a psicólogos por medio del diplomado virtual Psicoterapia de la Reconciliación que iniciará el 30 de septiembre.

El objetivo “es mejorar la intervención clínica para responder a las necesidades fundamentales de la persona desde una recta antropología cristiana y un proceso de intervención que permita la reconciliación de la persona, consigo misma, sus cercanos y finalmente con Dios”, indicó el centro.

Para más información sobre el diplomado virtual Psicoterapia de la Reconciliación, se pueden dejar los datos AQUÍ.

Let's block ads! (Why?)

Una agencia católica de solidaridad ha desplegado diversos proyectos en Centroamérica que ayudan a que las personas víctimas de la violencia puedan tener condiciones de vida digna y no migrar.

Catholic Relief Services (CRS), agencia solidaria de la Iglesia en Estados Unidos, realiza proyectos en diversos países de Centroamérica para asistir a jóvenes y a agricultores con las diversas problemáticas de pobreza, sequía e inseguridad que viven esos países.

En diálogo con ACI Prensa, Rick Jones, asesor regional de Política Pública para Latinoamérica de CRS, señaló que “en este momento hay un área de Jóvenes y empleo, que estamos desarrollando en todos los países de Centroamérica, especialmente el triángulo norte”, que comprende los países de Guatemala, Honduras y El Salvador.

“Hay otro proyecto que tiene que ver con agricultura y las prácticas para contrarrestar la sequía y cambio climático. Hay otro que es trabajo en las zonas de café para contrarrestar la pérdida de empleos y mejorar el manejo de agua, y otro que es reactivación de las cadenas de café y cacao dentro de Centroamérica”.

Jones subrayó que la migración, especialmente hacia los países del norte, involucra “un conjunto de factores. Pero el que más pesa en El Salvador en este momento ha sido el tema de la violencia”.

“Hay evidencia concreta de que hay una relación causal entre la violencia que vive la gente y la necesidad de huir del país. El Salvador sigue estando entre los cinco países más violentos del mundo, con una tasa de homicidios de más de 50 por cada 100 mil habitantes”, lamentó.

Un segundo factor, dijo, es “el tema de sequía y cambio climático”, pues “tanto en Honduras, El Salvador y Guatemala, de los últimos cinco años hemos tenido cuatro años de sequía en lo que llaman el ‘corredor seco’”.

“Y lo que sabemos de la sequía es que en el primer año la gente come menos. En el segundo año, la gente comienza a vender la mesa, el sofá, venden las cosas de la casa. Y en el tercer año comienzan a vender la tierra e irse. Esto es bastante grave y otro factor poco reconocido”.

Un tercer factor que empuja a los centroamericanos a dejar sus países, señaló, es “la falta de oportunidades combinada con la sensación de que no hay mucha esperanza”.

“Y en último lugar, siempre hay una parte de la gente que está buscando la reunificación familiar”.

Jones destacó que en el trabajo que realizan con jóvenes “tenemos un programa que genera un cambio de vida y una opción de vida para los jóvenes, en el sentido de prepararlos para el trabajo y con un plan de vida en el cual se inserten laboralmente en este contexto”.

“Hemos trabajado con más de 30 mil jóvenes en los últimos años y logramos colocar un 80% en un empleo o un retorno a la escuela o comenzando su propia empresa. Eso genera la opción real, una red de apoyo positiva entre otros jóvenes. Eso es muy importante para que los jóvenes sientan que tienen algo que les da esperanza”.

Para quienes sufren persecución y violencia, dijo, CRS trabaja con la Iglesia en cada localidad para “que gente que está amenazada y tiene que huir de su casa pueda ir a otra parte del país y las parroquias los acogen, dándoles donde vivir y ayudándoles a rehacer la vida. Igual en El Salvador. Hay todo un programa para el desplazamiento interno para personas que están siendo amenazadas”.

En las zonas rurales, dijo, a través del programa Agricultura, suelos y agua, asisten a las más de dos millones de personas que viven en el denominado corredor seco, entre el sur de México y Centroamérica, “donde no reciben la misma cantidad de lluvia que en otras zonas, donde los suelos están súper degradados, pero donde se produce la mitad del maíz y frijol que consume la gente”.

“Nosotros hemos estado trabajando en un programa para desarrollar prácticas para los agricultores con menos recursos para que puedan seguir produciendo y mantenerse en el campo. Hemos trabajado con más de 3000 productores desde el sur de México, Oaxaca, hasta Nicaragua, en los últimos cuatro años”.

Aquellos campesinos que pusieron en práctica el año pasado las recomendaciones de CRS perdieron solo aproximadamente el 10% de su cosecha, mientras que los que no lo hicieron perdieron cerca del 80%.

“Esas prácticas están permitiendo que la gente se mantenga en la tierra a pesar de las condiciones”, dijo.

Jones señaló que CRS recibe principalmente donaciones de entre 20 y 50 dólares de personas de buena voluntad, lo que sumado al apoyo de fondos del gobierno de Estados Unidos resulta “esenciales para responder en una forma contundente”.

“La ayuda extranjera de Estados Unidos realmente ayuda a hacer la diferencia y crear oportunidades”, aseguró.

“El programa de empleo juvenil está apoyado por el Departamento de Trabajo de Estados Unidos, con un programa de 10 millones de dólares. Está apoyando a los jóvenes para que no tengan que irse. Esta ayuda realmente funciona”, reiteró.

Además, destacó que el gobierno de Estados Unidos ha sido pionero “en invertir en programas que van a reducir la tasa de homicidios y la violencia por armas en Centroamérica. Realmente se ha notado. Ha ayudado a reducir en El Salvador en más del 50% la tasa de homicidios”.

“El apoyo tanto del gobierno de Estados Unidos y el de personas de buena voluntad que donan a CRS ayudan a contrarrestar esos factores que empujan a la gente y no le dejan con otra opción que irse”, indicó.

Let's block ads! (Why?)

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets