Patriarca caldeo rechaza creación de una milicia armada “cristiana” en Irak

Bagdad, 26 Jul. 19 (ACI Prensa).- El Patriarca y Primado de la Iglesia Católica caldea en Irak, Cardenal Louis Raphael Sako, rechazó la creación de una milicia armada o fuerza paramilitar que se identifique como “cristiana” o se vincule de forma genérica, pues contradice la esencia del cristianismo.

La posibilidad de que se creen este tipo de grupos paramilitares surgió, en los últimos años, en medio de la guerra contra el Estado Islámico para liberar Mosul y la Llanura de Nínive.

En un comunicado enviado a la agencia Asia News, el Patriarca resaltó que “no estamos de acuerdo con el nacimiento de una ‘brigada’ cristiana, porque la creación de una milicia armada marcada por una denominación cristiana contradice, en primerísimo lugar el espíritu cristiano, que se vuelca a los valores del amor, la paz, la tolerancia y el perdón”.

Previamente, alentó a los “jóvenes a unirse al ejército oficial iraquí y a las brigadas de la policía federal”, y luego resaltó el respeto a “la decisión individual de unirse a las fuerzas de Al-Hashd Al-Shaabi (Fuerzas de Movilización Popular, en su mayoría chiíes) o de dedicarse a la política.”

“Los que viven en la región autónoma del Kurdistán iraquí tienen la posibilidad de adherir a las fuerzas Peshmerga (combatientes kurdos)”. 

Asia News informa que recientemente surgió una polémica en torno a la posible creación de una milicia “cristiana” para la “defensa de la población del norte, sobre todo en el área de la Llanura de Nínive donde es preponderante la minoría religiosa en comparación con el resto del país”.

“Durante las etapas de la lucha contra los yihadistas del ‘Califato’ se formaron las ‘Brigadas Babilonia’, que siempre han ostentado el hecho de ser milicias anti-Daesh y su composición cristiana, aunque es bien sabido su nexo con los chiitas de Al-Hashd Al-Shaabi”, informó el medio de comunicación.

Al final de su comunicado, el Patriarca Sako reafirma su apoyo a un decreto del 10 de julio, firmado por el primer ministro Adel Abdul Mahdi que “limita las armas al Estado, refuerza sus instituciones y la pertenencia a la identidad nacional”.  

“El decreto concuerda con los lineamientos de varias entidades políticas y con nuestra misión de cristianos iraquíes que es consolidar cualquier iniciativa que favorezca la coexistencia armoniosa en el territorio. Esto también servirá para consolidar los pilares de un gobierno que se funda en los principios de derecho, ciudadanía e igualdad”, concluyó el Cardenal.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets