Obispo retira a sacerdote por amenaza de muerte de grupos armados en Colombia

El Obispo de Santa Rosa de Osos (Colombia), Mons. Jorge Alberto Ossa Soto, informó que decidió retirar a un sacerdote de su jurisdicción que fue amenazado de muerte por grupos armados que suelen extorsionar a los pobladores de esta región.

Se trata del párroco de Cuturú, zona rural de Caucasia, que se negó a aportar económicamente a un grupo criminal que lo estaba presionando para que les diera dinero.

La Iglesia Católica diocesana jamás aportará dinero a ningún grupo promotor de violencia y al margen de la Ley. Hacerlo sería legitimar acciones en radical y total contradicción con el Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo”, explicó Mons. Ossa en un comunicado emitido el 26 de diciembre en el que no proporciona el nombre del sacerdote para garantizar su seguridad.

El Prelado indicó que el párroco dejará sus funciones y será retirado hasta que se “den garantías de respeto a su vida”.

“No queremos un muerto más en la página escrita con tantos inocentes que han sido presa de la irracionalidad que invade a los hombres cuando les falta Dios en su corazón”, precisó.

En la carta también se describe la difícil situación que viven las comunidades, por amenazas y extorsión en las subregiones Norte, Bajo Cauca-Nechi y Nordeste del territorio antioqueño, por parte de varios grupos armados.

“Los habitantes del Bajo Cauca se han convertido en objeto y blanco de los desmanes y atropellos de los grupos al margen de la ley (…). Asesinatos y cobro de vacunas a comerciantes tienen a la población asfixiada por el miedo, dolor y sobre todo por la impotencia al no sentirse acompañada y defendida por la institucionalidad”, dice el mensaje.

En febrero de 2018 la Organización Indígena de Antioquia (OIA) denunció ante el diario El Tiempo que “la disputa del control territorial y las economías ilegales en esta zona, dejan en medio del fuego cruzado a la población civil y exponen a un mayor riesgo a los niños que salen del colegio y que quedan en medio del fuego cruzado”.

Asimismo, lamentó que las disputas no respeten la vida de los campesinos que buscan “sobrevivir en su mayoría de la agricultura”.

Mons. Ossa resaltó que la vida es “un don de Dios” que “solo es posible dignificar y cualificar con los valores evangélicos y la inversión social en las comunidades, la empresa privada y presencia del Estado”.

Fuera de ello, afirmó que “serán estériles e inútiles todas las iniciativas en procura de la Paz”.

“Que la Navidad que estamos celebrando sea la oportunidad para revivir el nacimiento de Dios en cada uno de nosotros y el Mártir San Esteban que celebramos hoy lleve ante Dios tantos dolores y muertes para que Él los transforme en Vida Plena”, concluyó.

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets