Visita del Papa a Chile da nuevo impulso a organización de Congreso Eucarístico Nacional

(ACI).- Impulsados por la visita del Papa Francisco, este 24 de enero se conformó la comisión que preparará el Congreso Eucarístico Nacional en Chile a realizarse desde marzo a noviembre de 2018.
 

La comisión nacional quedó integrada por el Arzobispo de La Serena, Mons. René Rebolledo; el Arzobispo de Antofagasta, Mons. Ignacio Ducasse; el Obispo de Los Ángeles, Mons. Felipe Bacarreza; sacerdotes y laicos. Además, cada diócesis tendrá un responsable a cargo.


El Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile (CECH), Mons. Santiago Silva, ratificó que el encuentro quiere recoger y proyectar la visita apostólica; profundizar en su mensaje alegre y esperanzador que invita a la paz y a la misericordia y ser un “eje estructurante” de toda la vida y el quehacer de la Iglesia en Chile.


El Congreso Eucarístico se vivirá a nivel nacional y local, con signos y celebraciones comunes, así como las debidas adaptaciones locales que den cuenta de la diversidad de culturas y realidades que atraviesan y enriquecen al país sureño.


Mons. Silva describió en una columna que el Congreso permitirá tener una “reflexión sostenida” del mensaje del Santo Padre “sin perder de vista los contextos socio–políticos de nuestro país”.


“La fuerza de gracia propia de la Eucaristía nos transformarán en testigo de la Buena Noticia y en constructores de una sociedad traspasada por los valores del Reino”, agregó.


El Congreso Eucarístico es "tiempo y espacio salvífico, porque es encuentro con el Salvador. Es recuperación del sentido de la vida y de la experiencia de comunidades alimentadas por la Palabra”.


“La contemplación, si es auténtica, se transforma en testimonio y en salida misionera con el rostro impregnado del Resucitado gracias a la Mesa de la Palabra y de la Eucaristía compartida como hermanos en la fe y ciudadanos de este Chile”.


El presidente de la CECH recordó el anterior Congreso Eucarístico realizado en 1980. "Muchas personas recuerdan lo gratificante que fue para todo Chile, en momentos complicados de nuestra vida social, recibir en los hogares la visita de un ‘Cristo Peregrino’ que nos convocaba a la Eucaristía, a vivir la fe en comunidad y a construir un Chile en paz”.


“La vivencia del misterio de la Eucaristía se prolonga en solidaridad, porque alimenta el seguimiento de Aquel que se hizo uno de nosotros para compartir con nosotros el sentido de la existencia y revelarnos la vocación y dignidad de toda persona y de su destino final junto al Padre Dios”.


“La vivencia del misterio de la Eucaristía nos impulsa a ser cada vez más una Iglesia en salida para escuchar, anunciar y servir”, sostuvo.


Por último, Mons. Silva recordó que en 2018 se celebra el bicentenario de la independencia patria y será un espacio propicio para que “se replantee y proyecte en su vocación de respeto, fraternidad y equidad”.

También te puede interesar:

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets