Cardenal mexicano: Obras de misericordia se adelantaron 20 siglos a declaración de DDHH

CIUDAD DE MÉXICO, 27 Nov. 17 / 07:04 pm (ACI).- El Arzobispo Primado de México, Cardenal Norberto Rivera Carrera, afirmó que las obras de misericordia se adelantaron 20 siglos a los derechos humanos.

Según señala SIAME, así lo indicó el Purpurado en la homilía de la Misa que presidió el domingo 26 de noviembre en la Solemnidad de Cristo Rey.

“Cristo Rey nos enfrenta con una serie de realidades que antes se llamaban obras de misericordia y ahora se denominan derechos humanos. Jesús juzgará dignos súbditos de su Reino a los que se hayan preocupado por hacer efectivas en la tierra las exigencias básicas del hombre: el alimento, la vivienda, el vestido, la salud y la libertad”, dijo el Arzobispo.

En su opinión, explicó el Cardenal, “aquí tenemos la declaración de los derechos humanos con veinte siglos de adelanto y sin ideologías. Pues bien, satisfacer esos derechos, especialmente entre los más necesitados y marginados, constituye el programa del Reino de Cristo”.

“Vestir al desnudo, alimentar al hambriento, cobijar a los sin techo, sanar a los enfermos, liberar a los que de mil formas están encarcelados, es la manera de establecer el Reino de Cristo aquí en la tierra, es la mejor forma de honrar a Cristo Rey”.

El Cardenal Rivera dijo también que “el misterio del Reino, escondido durante siglos y generaciones en Dios y presente en la vida y las palabras de Jesús, identificado con su persona, es don del Padre y consiste en la comunión, gratuitamente ofrecida, del ser humano con Dios, comenzando en esta vida y teniendo su plena realización en la eternidad”.

“Todo lo que sea luchar contra la mentira, la falsedad, la hipocresía y la cultura de la muerte, es trabajar por el reinado de Jesús en nuestra sociedad”.

El Arzobispo Primado de México reconoció que “la sensibilidad de hoy no vibra con la idea de la gracia y la santidad, pero eso no quiere decir que debamos renunciar a proclamar y a esforzarnos por alcanzar el máximo nivel de realización humana, que es la dimensión divina”.

“Ser Hijo de Dios, tener la vida divina, estar en gracia, sigue siendo el más grande ideal, el título mejor que podemos ostentar en nuestra tarjeta de identidad y en nuestro árbol genealógico”.

El Cardenal resaltó que “si queremos implantar entre nosotros el Reino de Cristo, trabajemos por alejar de nuestras fronteras toda clase de injusticia, de violencia y de odio. Para el súbdito del Reino de Cristo no vale el eslogan: ‘si quieres la paz, prepara la guerra’, sino el de ‘si quieres la paz, establece el amor y el desarrollo’, o sea, el amor traducido en obras que transformen y que dignifiquen al ser humano”.

La Iglesia “tiene que superar el radicalismo de las ideologías contemporáneas que esperan la realización del Reino justificando el socialismo o el capitalismo en nombre del evangelio y exigiendo ser socialista o capitalista en nombre de la fe”, concluyó.

También te puede interesar:

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets