Esto fue lo que dijo el Papa Francisco sobre Amoris laetitia durante su viaje a Colombia

ROMA, 29 Sep. 17 / 03:23 pm (ACI).- El pasado 10 de septiembre, el Papa Francisco tuvo un encuentro con la comunidad jesuita presente en Cartagena en el marco de su viaje apostólico a Colombia, donde respondió diversas preguntas y habló sobre la exhortación apostólica Amoris laetitia.

Este encuentro, realizado en el santuario de San Pedro Claver, ha sido recogido por la revista jesuita La Civiltá Cattolica en su edición del 28 de septiembre.

Luego de responder a diversas inquietudes sobre la pastoral con jóvenes y el trabajo por la reconciliación de Colombia, el P. Vicente Durán Casas preguntó al Pontífice: “Santo Padre, de nuevo muchas gracias por su visita. Yo soy profesor de filosofía y me gustaría saber, en nombre también de mis colegas profesores de teología, ¿qué espera su Santidad de la reflexión filosófica y teológica en un país como el nuestro y en la Iglesia en general?”.

Ante ello, Francisco dijo que no debe ser “una reflexión de laboratorio”, sino como aquella que convirtió “la grande y brillante escolástica de santo Tomás” en una “escolástica de manual, sin vida, mera idea, que se tradujo en una propuesta pastoral casuística”.

“Por tanto: la filosofía no en laboratorio, sino en la vida, en el diálogo con lo real… En el diálogo con lo real encontrarás, como filósofo, a los tres trascendentales que hacen la unidad, pero con nombre concreto”, añadió.

El Papa dijo que este “diálogo con la realidad” también vale “para la teología, lo cual no quiere decir ‘bastardear’ la teología, al contrario”. “La teología de Jesús era la cosa más real de todas, partía de la realidad y se elevaba hasta el Padre. Partía de una semillita, de una parábola, un hecho… y ahí explicaba”.

“A mí me gusta repetir que para ser buen teólogo, además de estudiar, dedicarse, ser despabilado y captar la realidad, hay que reflexionar las cosas de rodillas. Un hombre que no ora, una mujer que no ora, no puede ser teólogo o teóloga. Será el volumen del Denzinger hecho persona, sabrá todas las doctrinas habidas y por haber, pero no hará teología”, advirtió.

“Aprovecho esta pregunta para decir una cosa que creo que la debo decir en justicia y también por caridad. Porque escucho muchos comentarios -respetables porque los dicen hijos de Dios, pero equivocados- sobre la Exhortación apostólica postsinodal. Para entender Amoris Laetitia hay que leerla de principio a fin. Empezar con el primer capítulo, continuar por el segundo… y así siguiendo… y reflexionar. Leer qué cosa se ha dicho en el Sínodo”, indicó el Papa.

“Una segunda cosa: algunos sostienen que la moral que está a la base de Amoris Laetitia no es una moral católica o, al menos, que no es una moral segura. Ante esto quiero reafirmar con claridad que la moral de Amoris laetitiae es tomista, la del gran Tomás. Pueden hablar de esto con un gran teólogo, entre los mejores de hoy y entre los más maduros, el cardenal Schönborn”.

“Esto lo quiero decir –explicó Francisco– para que ayuden a la gente que cree que la moral es pura casuística. Ayúdenlos a darse cuenta que el gran Tomás tiene una riqueza muy grande, capaz también hoy de inspirarnos. Pero de rodillas, siempre de rodillas”.

Durante el encuentro, el Papa también alentó el trabajo pastoral con los jóvenes metiéndolos “en espiritualidad de Ejercicios. ¿Qué significa eso? Ponerlos en movimiento, en acción”.

“Hoy la pastoral juvenil de pequeños grupos y de pura reflexión no funciona más. La pastoral de jóvenes quietos no anda. Al joven lo tienes que poner en movimiento: sea o no sea practicante, hay que meterlo en movimiento”, señaló.

Asimismo, entre los presentes que se le entregaron al Papa está un libro sobre el proceso de canonización de San Pedro Claver, que entre otras cosas contiene “la declaración bajo juramento de más de treinta esclavos que dicen quién fue Pedro Claver”, explicó el P. Tulio Aristizábal, decano de la comunidad jesuita en Cartagena.

“A mi manera de ver, se trata de la mejor biografía del santo”, afirmó el sacerdote.

Por su parte, el P. Carlos Eduardo Correa, Provincial de los Jesuitas en Colombia, agradeció al Santo Padre por el mensaje que dejó en Colombia, que “nos ha alentado en el compromiso por la reconciliación y la paz”.

También te puede interesar:

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets