Unido en el sufrimiento a Irak, Papa Francisco renueva llamado a la paz

VATICANO, 29 Mar. 17 / 04:35 am (ACI).- El Papa Francisco mostró su tristeza por los civiles muertos en Mosul, Irak, como resultado de los fuertes bombardeos para derrotar al Estado Islámico, y lanzó un mensaje de consuelo a los que permanecen atrapados entre los combates.

Tras su catequesis de la Audiencia General del miércoles, el Santo Padre afirmó que su pensamiento “está con la población civil atrapada en los barrios occidentales de Mosul, y a los desplazados por causa de la guerra, a los cuales me siento unido en el sufrimiento por medio de la oración, y de la cercanía espiritual”.

El Pontífice saludó a la delegación de representantes iraquíes compuesta por enviados de diversos grupos religiosos que, acompañados por el Cardenal Tauran, Presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, estaban presentes en la Plaza de San Pedro del Vaticano.

“La riqueza de la querida nación iraquí se fundamenta en este mosaico que representa la unidad en la diversidad, la fuerza en la unión, la prosperidad en la armonía”, afirmó Francisco para poner en valor la gran pluralidad de la sociedad iraquí.

En este sentido, animó a los iraquíes a “seguir adelante en el camino de la fraternidad, y os invito a rezar para que Irak encuentre en la reconciliación y en la armonía entre sus diferentes componentes étnicos y religiosos, la paz, la unidad y la prosperidad”.

Francisco expresó su “profundo dolor por las víctimas del sangriento conflicto” y renovó a todos “el llamado a empeñarse con todas las fuerzas posibles a la protección de los civiles, lo cual es una obligación imperativa y urgente”.

El Papa realizó estas declaraciones unos días después de que trascendiera a la opinión pública el altísimo número de muertes de civiles en la ofensiva que la coalición internacional, formada por tropas estadounidenses, europeas, soldados iraquíes y kurdos, contra el Estado Islámico en la ciudad de Mosul.

Mosul fue ocupada por los yihadistas en verano de 2014. Desde entonces, han emprendido un proceso de limpieza étnica y religiosa contra todos aquellos grupos de población que no pertenecieran al islam suní salafista y contra aquellos que no compartieran su fanatismo religioso.

Los combates que se están produciendo con gran intensidad desde el pasado 17 de marzo para expulsar a los terroristas de Estado Islámico han causado 307 civiles muertos y 273 heridos, según informa el alto comisionado de la ONU para los derechos humanos.

También te puede interesar:

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets