Pintura de la Virgen y el Niño Jesús se salvó de la destrucción de ISIS en Irak

ROMA, 28 Mar. 17 (ACI).- Una pintura de la Virgen María con el Niño Jesús en una iglesia de Qaraqosh (Irak) se salvó de la furia del grupo terrorista Estado Islámico (ISIS), que suele destruir imágenes religiosas, cruces e iglesias cuando invade ciudades cristianas.   

Según indicó el P. Luis Montes, sacerdote misionero del Instituto del Verbo Encarnado (IVE), a través de una publicación en su cuenta de Facebook, esta imagen de la Madre de Dios se encuentra en una pared del patio de la Iglesia de la Inmaculada en la ciudad de Qaraqosh.  

Cuando el Estado Islámico invadió Qaraqosh en el año 2014- que hasta entonces era la urbe cristiana más grande de Irak- destruyó los templos, casas y negocios de los cristianos.

A la Iglesia de la Inmaculada los yihadistas le prendieron fuego y rompieron las imágenes. Incluso llegaron a dispararle a varias de las estatuas.

“Pero esta imagen se salvó, no sabemos porqué ¡Sí sabemos que da una alegría inmensa verla!”, expresó el sacerdote, que visitó las ciudades cristianas de Bartella y Qaraqosh liberadas del control del ISIS en el 2016.

El P. Montes contó que este hallazgo le recordó cómo la Virgen María “fue instruida por Cristo para ser también madre nuestra. Y por amor a su Hijo Dios nos amó a sus hijos pecadores con un amor sin igual”.

“Al ver esta imagen extrañamente intacta no podía más que pensar en su protección constante hacia nosotros. Protección que los cristianos perseguidos conocen y proclaman con insistencia”, afirmó el sacerdote del IVE.

Añadió que “no conocemos por qué el ISIS la respetó, pero es como un símbolo de su amor de madre que al oído nos susurra: ‘¡no te preocupes que aquí estoy yo!’”.

El P. Montes también indicó que los miembros del Estado Islámico entraron al Monasterio de San Behnam. “Dinamitaron la tumba del santo y se tomaron el trabajo de destruir con mazas, picos o martillos todos los relieves de piedra de todos los santos, especialmente los rostros”.

Para seguir mostrando los actos vandálicos que realizan los yihadistas contra los lugares cristianos, el presbítero publicó otra foto en su Facebook donde muestra la torre del campanario derribada de la iglesia de San Behnam y Santa Clara en Qaraqosh.

En otra publicación en su cuenta de Facebook, el sacerdote argentino expresó cómo se sintió al entrar en una iglesia destruida por el ISIS en la aldea cristiana de Bartella.

“Entrar allí produce un sacudón muy fuerte al ver el lugar santo quemado, vandalizado, profanado... Uno se queda sin palabras al ver lo que ya conocía de fotos y testimonios... se hiela la sangre”, afirmó.

“Al ver suelos, paredes y techos llenos de cenizas, los bancos tirados por cualquier lado, las imágenes rotas, desparramadas, pisoteadas, los libros santos reducidos a cenizas, uno percibe de un modo muy fuerte el odio que produjo eso, odio que se resume en una frase: rechazo a Cristo y a su Cruz. El mismo odio que ataca los templos de Cristo ataca los templos vivos que son los cristianos. No se conforman con subyugar, quieren borrar toda memoria del Redentor, que desaparezca de la faz de la tierra”, prosiguió.

El pasado mes de enero, el vocero del ministerio de relaciones religiosas de la región autónoma del Kurdistán, Mariwan Naqshbandi, indicó que durante los dos años en que el Estado Islámico (ISIS) dominó la llanura del Nínive y Mosul, fueron destruidos al menos 100 lugares de culto. La mayoría eran templos cristianos.

También te puede interesar:

ISIS destruye tumba del profeta Jonás y encuentran palacio de rey bíblico https://t.co/YpVyDxpodW

— ACI Prensa (@aciprensa) 9 de marzo de 2017
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets