Obispo explica condiciones para que divorciados en nueva unión accedan a la comunión

MADRID, 28 Mar. 17 / 11:46 am (ACI).- Mons. Juan Antonio Reig Pla, Obispo de Alcalá de Henares en España, recordó que los divorciados en nueva unión no pueden acceder a la comunión eucarística, aunque precisó las condiciones en las que esto podría ser posible, siempre de acuerdo a las normas de la Iglesia Católica.

Así lo indicó el Prelado en el documento criterios y disposiciones para el acompañamiento de los bautizados divorciados y que viven en otra unión publicado en el sitio web de su diócesis.

El Obispo de Alcalá explicó que actualmente “siguen vigentes, las condiciones objetivas exigidas por el Magisterio de la Iglesia para poder acceder a la recepción de los sacramentos”.

Mons. Reig Pla refirió que la Iglesia “reafirma su praxis de no admitir a la comunión eucarística a los divorciados que se casan otra vez”.

Esto, resaltó, se debe a que “su estado y situación de vida contradicen objetivamente la unión de amor entre Cristo y la Iglesia, significada y actualizada en la Eucaristía”.

Las condiciones a las que hace referencia están plasmadas en la exhortación apostólica Familiaris consortio de San Juan Pablo II, en la exhortación apostólica Sacramentum caritatis de Benedicto XVI, y en el Catecismo de la Iglesia Católica. Es en este marco que debe leerse la exhortación apostólica Amoris laetitia del Papa Francisco.

¿Cómo un divorciado en nueva unión podría acceder a la comunión?

El Obispo señaló la importancia de una vida cristiana coherente, que lleve luego a “la reconciliación en el sacramento de la Penitencia”.

En este caso, y de acuerdo a la exhortación Familiaris Consortio de San Juan Pablo II, la absolución “puede darse únicamente a los que, arrepentidos de haber violado el signo de la Alianza y de la fidelidad a Cristo, están sinceramente dispuestos a una forma de vida que no contradiga la indisolubilidad del matrimonio”.

Es decir que “cuando el hombre y la mujer, por motivos serios, -como, por ejemplo, la educación de los hijos- no pueden cumplir la obligación de la separación, ‘asumen el compromiso de vivir en plena continencia, o sea de abstenerse de los actos propios de los esposos’”.

En ese sentido, Mons. Reig Pla recuerda que se trata de “un requisito objetivo que no admite excepciones y cuyo cumplimiento debe ser objeto de atento discernimiento en el fuero interno; ningún sacerdote se puede considerar con la autoridad de dispensar esta exigencia”.

Itinerario catecumenal

El Obispo de Alcalá afirmó que la propuesta del Papa Francisco en la exhortación Amoris Laetitia “consiste en impulsar un acercamiento mayor a todas las personas que viven un ‘amor herido y extraviado’ y en promover itinerarios que permitan a quienes se hallan en situaciones irregulares el regreso a una vida conforme a las palabras de Jesús”.

Mons. Reig Pla aseguró que “el discernimiento que el Papa nos pide se refiere al camino que estamos llamados a recorrer, y no a la meta que debemos alcanzar. Pues la Iglesia solo tiene una meta que proponer al hombre: el modo de vida que Jesús nos enseñó y al que nos introduce en los sacramentos”.

Por eso, el itinerario que propone el Obispo es el mismo de los inicios de la Iglesia, cuando muchos pedían el Bautismo desde una vida apartada de las exigencias cristianas.

Se trata de un “itinerario catecumenal que incluía un cambio importante en el modo de vivir que debía comprobarse para poder acceder a los sacramentos”.

Mons. Reig Plá animó “a todos los hermanos divorciados en situación irregular a acercarse a la comunidad cristiana para participar de su vida y acompañamiento” para que puedan “iniciar un camino que, paso a paso, les acerque más a Cristo, profundizando en el Evangelio del matrimonio, instituido por Dios en el principio como unión indisoluble de hombre y mujer y transformado por Cristo en signo vivo y eficaz de su amor a la Iglesia”.

“La meta de este camino será que estos bautizados puedan vivir de acuerdo con las palabras de Jesús. Solo cuando estén dispuestos a dar este paso podrán recibir la absolución sacramental y la santa Eucaristía”, aseguró el Prelado.

Según explica Mons. Reig Pla, en la Exhortación apostólica del Papa Francisco, Amoris laetitia, se precisa que en “los casos de situaciones irregulares”, se ha de proceder “siempre ‘de acuerdo a la enseñanza de la Iglesia y las orientaciones del Obispo’”.

El Prelado propuso tomar las indicaciones del vademecum “acompañar, discernir, integrar”, presentado en el Congreso “La familia cristiana y la escuela católica, minorías creativas para la renovación de la sociedad” como “criterio para desarrollar una nueva pastoral familiar a partir de la Amoris laetitia.

Para cualquier duda o necesidad relacionada con “situaciones irregulares”, el Obispo ha puesto a disposición de los sacerdotes y familias de la diócesis de Alcalá de Henares el Centro diocesano de Orientación Familiar, Regina Familiae.

Puede leer el documento completo de Mons. Juan Antonio Reig Pla AQUÍ.  

También te puede interesar:

Let's block ads! (Why?)

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets