Patriarca de Jerusalén pide no olvidar el sufrimiento de Tierra Santa

ROMA, 18 Abr. 16 (ACI/EWTN Noticias).- El Patriarca Latino de Jerusalén, Mons. Fouad Twal, pidió a la comunidad internacional no olvidar lo que sucede en Tierra Santa, donde la población sigue sufriendo las consecuencias de la violencia entre palestinos e israelíes y cuyo episodio más reciente ha sido la explosión de un autobús que dejó este lunes al menos 21 heridos.

La explosión ocurrió en el suroeste de Jerusalén. Según las autoridades israelíes la bomba estaba colocada en la parte posterior de un ómnibus vacío. Sin embargo, la carga explosiva fue suficiente para dejar heridas a 21 personas que se encontraban cerca. Dos de ellas graves se encuentran graves.

En declaraciones difundidas por Radio Vaticana, el Patriarca dijo que “hemos celebrado la Pascua, pero sabemos que la Pascua no llega antes de un viernes santo, antes de una cruz, de un vía crucis, de un Gólgota, de un calvario”. “Estamos un poco tristes que este calvario nuestro empezó y nunca terminó, estamos esperando el final de este viernes que no llega, nos da pena, dolor, ver que la atención mundial no es más sobre la Tierra Santa y aquello que sufrimos”, expresó.

“La atención mundial es sobre ISIS (Estado Islámico), Siria, Irak, somos un poco de segundo plano para el mundo, seguimos alzando la voz para decir la verdad tal cual, no perdimos nunca la esperanza, somos una Iglesia del calvario, somos también una Iglesia de la Resurrección, de la alegría, de la esperanza, de la solidaridad”, expresó en las declaraciones difundidas este lunes.

En ese sentido, Mons. Twal se dirigió a los cristianos de todo el mundo para pedirles que sigan visitando los Lugares Santos. “No nos dejen solos en esta situación que no es fácil. Tengan la valentía de venir a visitarnos para rezar juntos por esta paz que nos hace falta a todos”, expresó.

El Patriarca señaló que la paz es necesaria para todos en Tierra Santa, sean cristianos, musulmanes o judíos. Necesitamos “una paz para todos, para poder vivir como buenos vecinos, no como enemigos”.

Por ello, exhortó a aprovechar el Año de la Misericordia. “Tenemos que vivir esta misericordia con perdón a los demás. Además la situación no se termina con guerra, debemos tener también un sentido de perdón, de colaboración, de confianza”.

Dijo que antes de hacer caer los muros físicos, se deben derrumbar los muros que hay “en el corazón del hombre” y que son “el odio, el miedo, la desconfianza, etc”.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets