“Me dejé seducir. Por qué confesarse”, libro de un sacerdote para agnósticos

ROMA, 29 Abr. 15 (ACI).- ¿Por qué compartir con un sacerdote nuestras tribulaciones y pecados?, es la pregunta que suelen hacer agnósticos y demás personas lejanas a la Iglesia, y a la cual responde el libro “Me dejé seducir. Por qué confesarse” del sacerdote panameño Ricardo Reyes.

Genial la presentación del libro "Me dejé seducir. ¿Por qué confesarse?" del gran @r_reyescastillo #Roma #Vaticano pic.twitter.com/5fuH88ReOW

— Marta Jiménez ? (@Martaibaez) abril 21, 2015

“Mi experiencia de fe es que a más pecados, Dios da respuestas con más misericordia, y cuando uno se siente amado con sus pecados, entonces encuentra algo que no es humano. Los invitaría a dejarse maravillar por un amor que nos ama en todas nuestras debilidades. Dios ha dado toda su vida por nuestros pecados, por lo que somos y como somos”, afirmó el autor de libro, presentado recientemente en el Teatro Parioli de Roma (Italia). La obra nace del deseo de explicar el valor del perdón y de la gran necesidad que todos tenemos de sentirnos amados por Dios.

Así, a través de un diálogo entre un agnóstico y un sacerdote que atraviesa una crisis existencial, el texto expone la importancia y la necesidad del sacramento de la Reconciliación y las razones para acercarse al confesionario.

En declaraciones a ACI Prensa, el P. Reyes explicó que la mayor dificultad para que las personas se acerquen a este sacramento es que “no se conoce suficiente cómo pasa la gracia a través de él”.

“Lo primero que le diría a una persona extraña al sacramento es que para mí es motivo de consolación cada día, y así como nosotros necesitamos consolaciones externas, también necesitamos consolaciones en el espíritu, y si no experimentamos eso que nos consuela por dentro, o algo más grande que pueda llenar ese vacío, al final siempre vivimos con el ansia de llenarnos por cosas materiales que al final nunca nos bastan”, señaló.

El título del libro obedece al consuelo recíproco entre los dos personajes que ocurre cuando se dejan seducir por Dios. En efecto, indica, toda la fuerza de la Penitencia consiste en que nos restituye a la gracia de Dios y nos une con Él con profunda amistad.

“Mi intención principal era que libro pueda llegar a cualquier tipo de público, no necesariamente a un público creyente, porque yo pienso que el tesoro que la Iglesia posee es el que da sentido a la vida del hombre, en general. Tenemos la misión de encontrar el lenguaje que habla al hombre de hoy, y que en el fondo sufre como todos los demás. Entonces no es solo el encontrar a Dios, sino el modo para acercarnos a ellos y encontrar el lenguaje para hablarles”, señaló el P. Reyes.

El libro fue presentado pocos días después que el Papa Francisco promulgara a través de una Bula el Jubileo de la Misericordia, al que dará inicio con la apertura de la “Puerta Santa” del 8 de diciembre, Solemnidad de la Inmaculada Concepción, concluyendo el 20 de noviembre de 2016, Solemnidad de Cristo Rey del Universo.

El sacerdote, que también es autor de las obras "La unidad en el pensamiento litúrgico de Joseph Ratzinger" y “Cartas entre cielo y tierra”, expresó que su mayor deseo “es que este libro ayude a las personas, que sea un modo para que las personas puedan tener este encuentro personal con el Señor, después el Señor sabrá cómo llevarlo hacia delante”, concluyó.

Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets