El aborto está destruyendo el futuro de Francia, advierte Arzobispo de Avignon

REDACCION CENTRAL, 21 Abr. 15 (ACI).- El Arzobispo de Avignon, Mons. Jean Pierre Marie Cattenoz, manifestó su profunda preocupación por el grave daño que está ocasionando el aborto en Francia, una realidad cada vez más visible, que cuenta con el apoyo del gobierno para liberalizarlo aún más e instaurar políticas que faciliten su práctica.

ACI Prensa dialogó el 17 de abril con el Prelado luego que la asamblea parlamentaria francesa aprobara una ley que suprime los siete días de reflexión en el que una mujer decide si aborta o no.

“Cuando una persona compra alguna cosa por internet, ya sea un auto, una máquina u otro objeto, dispone de un tiempo para retractarse de la compra. Lo mismo se aplicaba al aborto. La mujer tenía unos días para reflexionar sobre la decisión a tomar, sobre eliminar o no al niño que lleva en su vientre”, dijo el Arzobispo.

Para Mons. Cattenoz, estos siete días eran clave para la vida del bebé. “Así como uno tiene la prudencia para comprar un auto o una máquina, debemos tenerla cuando consideramos la vida humana. El aborto no es una situación que se debe tomar a la ligera”, señaló.

Por otro lado, Mons. Cattenoz resaltó el peligro que supone acabar con los bebés en el vientre materno: “el aborto es la puerta abierta para suprimir a las próximas generaciones que garantizan la permanencia de la sociedad”, alertó.

Actualmente, se realizan cerca de 300 mil abortos anuales en Francia. “El drama de nuestra sociedad es que hay una pérdida de conciencia sobre el valor de la vida”, comentó el Arzobispo, que dijo además que esta situación se agrava con liberalismo y el materialismo de la sociedad actual para la cual “ya no hay límites”.

El Arzobispo denunció luego que “hay una contradicción entre lo que dicen los científicos y los legisladores. Los primeros dicen que el embrión es un organismo complejo y saben que ya hay una persona en él. En cambio, los últimos actúan como si no hubiera una vida humana en él y quieren acceder a las demandas de aquellos que tampoco lo consideran como un ser vivo”.

“Cuando se realizan las votaciones en el parlamento se decide sobre la vida humana. No es un asunto que se deba tomar a la ligera. Este tipo de asuntos deben ser decididos por todo el mundo y no por un puñado de personas (que apoyan el aborto). En la asamblea legislativa no se oye la voz de toda la sociedad civil.”, señaló a ACI Prensa.

Para concluir, el Arzobispo de Avignon alentó a todos los fieles a defender siempre la vida y a expresar su opinión con libertad en la esfera pública: “creo que los católicos y especialmente los jóvenes deben defender la vida desde su concepción. Los médicos, científicos y ginecólogos saben que en ese embrión hay vida; y los legisladores se niegan a reconocer que en el embrión hay vida humana. Tenemos que demostrarles que no es así”.

La ley que suprime el tiempo de espera  de siete días entre consultas fue propuesta por la ministra de salud Marisol Touraine. Antes de su aprobación, se requerían dos consultas médicas antes de practicar el aborto. Ambas citas estaban espaciadas por el plazo de una semana. Además, se consideraba que, si el caso era muy urgente, el tiempo de espera se reduciría a 48 horas. El objetivo de este tiempo era que la mujer decida si realmente quería abortar o no. Este tiempo se consideraba importante porque la ley francesa dicta que se puede abortar hasta las 12 semanas de gestación.

También te puede interesar:

[VIDEO VIRAL] Tiene menos de tres meses de gestación y juega en el vientre de su madre http://t.co/E9ePB6V2xc

— ACI Prensa (@aciprensa) March 23, 2015
Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets