Papa Francisco exhorta: ¡Jóvenes, despierten y lleven la sabiduría del cristianismo a toda Asia!


SEÚL, 17 Ago. 14 / 03:29 am (ACI/EWTN Noticias ).- “Ustedes son los herederos de un gran testimonio”, afirmó el Papa Francisco a los miles de jóvenes reunidos este domingo en el Santuario de los Mártires en Haemi (Corea del Sur), durante la Misa de clausura de la VI Jornada Mundial de la Juventud Asiática, a quienes exhortó a “llevar la sabiduría de la fe a todos los ámbitos de la vida social” y dejar “que Cristo transforme su natural optimismo en esperanza cristiana”.


En su homilía pronunciada en inglés, el Santo Padre recordó el lema del evento, “La gloria de los mártires brilla sobre ti”, palabras que “nos dan consuelo y fortaleza”.


“Los mártires de Corea, y tantos otros incontables mártires de toda Asia, entregaron su cuerpo a sus perseguidores; a nosotros, en cambio, nos han entregado un testimonio perenne de que la luz de la verdad de Cristo disipa las tinieblas y el amor de Cristo triunfa glorioso. Con la certeza de su victoria sobre la muerte y de nuestra participación en ella, podemos asumir el reto de ser sus discípulos hoy”, afirmó.


Posteriormente, Francisco señaló que la otra parte del lema, “Juventud de Asia, despierta”, se refiere a una tarea, “una responsabilidad. Meditemos brevemente cada una de estas palabras”.


“El continente asiático, rico en tradiciones filosóficas y religiosas, constituye un gran horizonte para su testimonio de Cristo, ‘camino, verdad y vida’. Como jóvenes que no sólo viven en Asia, sino que son hijos e hijas de este gran continente, tienen el derecho y el deber de participar plenamente en la vida de su sociedad. No tengan miedo de llevar la sabiduría de la fe a todos los ámbitos de la vida social”, exhortó.


El Papa destacó que como jóvenes asiáticos, “ven y aman desde dentro todo lo bello, noble y verdadero que hay en sus culturas y tradiciones. Y, como cristianos, saben que el Evangelio tiene la capacidad de purificar, elevar y perfeccionar ese patrimonio”.


“Mediante la presencia del Espíritu Santo que se les comunicó en el bautismo y con el que fueron sellados en la confirmación, en unión con sus Pastores, pueden percibir los muchos valores positivos de las diversas culturas asiáticas” y “discernir lo que es incompatible con la fe católica”, y “qué aspectos de la cultura contemporánea son pecaminosos, corruptos y conducen a la muerte”.


Asimismo, los invitó a dejar que Cristo transforme el natural optimismo de los jóvenes en esperanza cristiana, “su energía en virtud moral, su buena voluntad en auténtico amor, que sabe sacrificarse”.


“Éste es el camino que están llamados a emprender. Éste es el camino para vencer todo lo que amenaza la esperanza, la virtud y el amor en su vida y en su cultura. Así su juventud será un don para Jesús y para el mundo”, aseguró el Papa, que los llamó a permanecer unidos y junto a sus obispos y sacerdotes “edificar una Iglesia más santa, más misionera y humilde”.


Francisco recordó que “en su vida cristiana tendrán muchas veces la tentación, como los discípulos en la lectura del Evangelio de hoy, de apartar al extranjero, al necesitado, al pobre y a quien tiene el corazón destrozado. Estas personas siguen gritando como la mujer del Evangelio: ‘Señor, socórreme’”.


“Es el grito de tantas personas en nuestras ciudades anónimas, de muchos de nuestros contemporáneos y de todos los mártires que aún hoy sufren persecución y muerte en el nombre de Jesús: ‘Señor, socórreme’. Este mismo grito surge a menudo en nuestros corazones: ‘Señor, socórreme’. No respondamos como aquellos que rechazan a las personas que piden, como si atender a los necesitados estuviese reñido con estar cerca del Señor. No, tenemos que ser como Cristo, que responde siempre a quien le pide ayuda con amor, misericordia y compasión”, invitó.


Finalmente, el Papa les recordó la responsabilidad de estar vigilantes para no dejar que las seducciones, tentaciones y pecados propios “emboten nuestra sensibilidad para la belleza de la santidad, para la alegría del Evangelio”. “Queridos jóvenes de Asia, confío que, unidos a Cristo y a la Iglesia, sigan este camino que sin duda les llenará de alegría”, expresó.


Etiquetas: jóvenes, Asia, Papa Francisco, Corea del Sur, Corea, Iglesia en Corea, Viaje del Papa Francisco a Corea del Sur




Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets