Acusan a Meriam Ibrahim de querer salir de Sudán con documentos falsos



Meriam Ibrahim y Daniel Wani el día de su matrimonio


Meriam Ibrahim y Daniel Wani el día de su matrimonio



LONDRES, 26 Jun. 14 / 10:29 am (ACI ).- Meriam Ibrahim, la mujer que había sido condenada a muerte en Sudán –país mayoritariamente musulmán– y que fue liberada el lunes para luego ser detenida nuevamente el martes en el aeropuerto de Kartum con su familia cuando intentaba viajar a Estados Unidos, es acusada ahora de intentar salir del país con documentos falsos.


La joven madre cristiana fue detenida junto a sus dos hijos y su esposo Daniel Wani, originario de Sudán del Sur (país mayoritariamente cristiano que se separó de Sudán en 2011) y tiene la nacionalidad estadounidense, razón por la cual el departamento de estado de Estados Unidos ha intervenido en el caso.


En declaraciones a la cadena BBC, el abogado de Meriam, Elsherif Ali, indicó que las autoridades de Sudán acusan a la mujer de haber obtenido documentos falsos para salir del país, razón por la cual fue detenida en el aeropuerto, pese a que la embajada de Sudán del Sur afirma que los documentos son genuinos.


Un funcionario del ministerio de relaciones exteriores de Sudán, Abdullahi Alzareg, dijo a la BBC que Meriam es de Sudán y no debió presentar un pasaporte de Sudán del Sur con visa para Estados Unidos, países que se separaron hace tres años.


Al respecto e intentando hacer una analogía, el funcionario dijo que “todo el mundo sabe que ella es sudanesa. Sabemos que es sudanesa… imagine a un ciudadano británico que quiere viajar a cualquier lugar y que se aparece en el aeropuerto con un documento de emergencia de Costa Rica”.


Sobre estas acusaciones, el esposo de Meriam, Daniel Wani, dijo a la agencia AFP que “estamos preocupados, por eso queremos salir de aquí lo más pronto posible”.


Algunos medios de prensa señalan que esta situación podría generar tensiones diplomáticas entre Estados Unidos y Sudán.


Meriam Ibrahim tiene 27 años de edad y había sido condenada a muerte tras ser acusada de renunciar al Islam por tres personas que fraudulentamente aseguraron ser sus hermanos y su madre. La joven asegura ser cristiana y haber sido criada como tal por su verdadera y fallecida madre, luego de que su padre musulmán las abandonara cuando ella tenía solo 6 años.


Las autoridades islámicas la condenaron además a 100 latigazos por el delito de adulterio, pues su matrimonio con Daniel Wani no es reconocido como tal bajo la ley musulmana.


Tras ser advertida por un religioso musulmán del peligro para su vida y luego de habérsele ofrecido volver al Islam, Meriam aseguró que "soy cristiana y seguiré siendo cristiana".


En una de las visitas que realizó Daniel a la prisión, Meriam le dijo que “me rehúso a cambiar. No voy a renunciar al cristianismo solo para que pueda vivir. Sé que podría seguir viva convirtiéndome en musulmana y sería capaz de velar por nuestra familia, pero necesito ser honesta conmigo misma”.


Etiquetas: cristianos perseguidos, Sudán, Meriam, Meriam Ibrahim



Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets