Familiares de los niños del hospital del Papa rezan ante reliquias de Juan Pablo II y Juan XXIII



Reliquias de Juan Pablo II y Juan XXIII / Foto: Daniel Ibañez - Grupo ACI


Reliquias de Juan Pablo II y Juan XXIII / Foto: Daniel Ibañez - Grupo ACI



Vaticano, 26 Abr. 14 / 10:21 pm (ACI ).- El Hospital Pediátrico Bambino Gesù (Niño Jesús) de Roma, más conocido como el “Hospital del Papa”, puso a disposición de los niños ingresados y sus familiares una reliquia de sangre de Juan Pablo II y un solideo de Juan XXIII.


Las reliquias estarán expuestas hasta el domingo en la noche tras las canonizaciones de ambos pontífices, el 27 de abril, y esperan servir como signo de esperanza y apoyo a todos los trabajadores, familiares y niños del hospital.


El capellán del Hospital, Padre Mario Puppo, explicó a ACI Prensa/EWTN Noticias que “todos los santos y beatos son una protección que el cielo pone cerca de los que están en necesidad, de modo que para los niños ingresados y los familiares estas reliquias son de gran ayuda, porque engrandecen la presencia de estos dos santos en los momentos de dificultad”.


El hospital además ha invitado a los niños a dibujar a los Papas que serán canonizados e hizo una exposición de los dibujos en uno de los hospitales principales del centro. “Queridos Papas, estamos cerca de vosotros”, escribe uno de los niños.


Además, está previsto que los pacientes y familiares presentes en el hospital sigan la retransmisión de las canonizaciones a través de las pantallas acondicionadas en las habitaciones y de las salas de espera.


La reliquia del Papa Juan Pablo II consiste en una ampolla de sangre extraída en el apartamento papal en los últimos días de su enfermedad con vistas a una eventual transfusión que nunca llegó a realizarse.


La sangre fue tratada por el hospital Bambino Gesù y conservada en cuatro pequeñas cápsulas que se pusieron a disposición del Secretario personal del Beato Wojtyla, el Cardenal Stanislaw Dziwisz, quien reservó una de estas para el hospital. La sangre de las ampollas se encuentra en estado líquido debido a una sustancia anticoagulante presente en las probetas en el momento de la extracción y está incrustada en un hermoso relicario.


“Para nosotros, los que trabajamos en el hospital, la sangre quiere decir vida, la transfusión de la sangre quiere decir que la vida continúa, y que siempre hay una esperanza de que se puede superar una dificultad”.


Por otro lado, el Papa Juan XXIII fue el primer pontífice en visitar el hospital. Lo hizo en dos ocasiones, la primera en la Navidad de 1958 y la segunda en el año 1962. La reliquia que se conserva es el solideo que colocó de modo cariñoso en la cabeza de uno de los niños como signo de protección en una de estas ocasiones.


“Juan XXIII representaba la sencillez personificada, y por ello los niños se encontraban muy bien con él”, concluyó el P. Puppo.


Etiquetas: Juan Pablo II, Juan XXIII, Canonización de Juan Pablo II, Canonización de Juan XXIII, #2PopeSaints



Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets