Sacerdote de Saltillo: La Iglesia no puede rechazar adopción gay



P. Pedro Pantoja. Foto: Facebook Casa del Migrante de Saltillo


P. Pedro Pantoja. Foto: Facebook Casa del Migrante de Saltillo



MÉXICO D.F., 26 Feb. 14 / 05:30 pm (ACI ).- El P. Pedro Pantoja, rector del Templo La Santa Cruz y asesor general de la Casa del Migrante de la Diócesis de Saltillo, estado de Coahuila (México), ha asegurado que la Iglesia no puede rechazar la adopción gay, y pidió que se revise el Catecismo de la Iglesia Católica para acoger el “respeto a la diversidad”.


La Diócesis de Saltillo está gobernada por el Obispo Raúl Vera, quien en el pasado ha apoyado al grupo San Elredo, que promovía el estilo de vida gay como parte de la pastoral diocesana. El Prelado lidera además las organizaciones pro aborto Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas del estado de Chiapas, y Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios.


En declaraciones a ACI Prensa el 26 de febrero, el P. Pedro Pantoja aseguró que las parejas homosexuales “pueden ser muy buenos padres de familia”.


El P. Pantoja expresó su deseo de que las parejas homosexuales tengan “la oportunidad para convertirse en verdaderos padres en cuanto la educación, el amor, y la promoción de los valores”.


Según el sacerdote de Saltillo, “ya la familia no es lo mismo” y al existir una legislación en el estado de Coahuila que permite las uniones homosexuales, aseguró que “puede haber una legislación para que ellos puedan adoptar hijos, ya que son personas que tienen capacidad afectiva, tienen una presencia en la sociedad, tienen capacidad profesional”.


Cuestionado sobre cómo encaja su postura con la enseñanza de la Iglesia, el P. Pedro Pantoja indicó que “la aprobación de la Iglesia tiene que fundamentar un respeto muy profundo a esta adopción, ¿verdad? La Iglesia tiene que mirar con respeto, por favor, la Iglesia no puede rechazar esto”.


El presbítero mexicano señaló que la adopción gay es “una opción nueva, totalmente nueva, como respuesta realmente válida” ante las crisis sociales, “a las crisis de violencia, a las crisis de desplazamiento, de abandono de los hijos, de machismo”.


Al ser cuestionado si su visión debe ser implementada en la Iglesia, el P. Pantoja indicó que “estamos hablando desde este punto de vista de derechos humanos, no hay realmente por qué entrar en discusiones morales, estamos hablando desde la perspectiva de los derechos humanos no desde la perspectiva moral, eh”.


Consultado si, al ser él sacerdote, el campo moral era intrínseco, el asesor general de la Casa del Migrante de Saltillo señaló que “para nada, señor, porque entonces ya acabamos el asunto, porque faltaría una reflexión moral todavía más fuerte, que no se ha hecho”. “Yo lo estoy planteando como psicólogo, como sacerdote también, pero como pastor. No soy un moralista”.


Tras recordarle que el Catecismo de la iglesia Católica se promueve el respeto y la acogida a las personas homosexuales, el sacerdote expresó su complacencia, pero al recordarle que el compendio de la doctrina de la Iglesia llama a estas personas a vivir el celibato, el sacerdote se incomodó.


El Catecismo tiene que ser revisado, señor, tiene que ser puntualizado desde otra perspectiva. Bueno, le dejo que estoy aquí en una conferencia”, dijo a ACI Prensa segundos antes de cortar la llamada.


Citado recientemente por el diario mexicano Milenio, el Obispo de Saltillo, Mons. Raúl Vera, expresó su simpatía por la adopción de parejas homosexuales.


“Hay personas homosexuales que como no pudieron casarse y tener hijos, han adoptado adolescentes y los han hecho hombres de bien”, dijo, de acuerdo al diario.


La crisis de Saltillo con el Obispo Vera


El caso del P. Pantoja no es el primero que pone en evidencia la crisis pastoral sobre la familia en la Diócesis de Saltillo.


En 2011, luego de que ACI Prensa revelara el apoyo que prestaba al grupo San Elredo, aseguraron que, a pesar de que sostenían principios en contradicción con las enseñanzas de la Iglesia, contaban con el total respaldo de Mons. Raúl Vera.


A mediados de 2013, a pesar de que el P. Adolfo Huerta Alemán, conocido como "Padre Gofo”, admitió a la prensa local mantener relaciones sexuales frecuentementes y que la existencia o no de Dios le “vale madres”, el Obispo de Saltillo se negó a sancionarlo. No fue hasta que intervino el Vaticano, que Mons. Raúl Vera lo suspendió.


Contra toda evidencia científica, en agosto de ese año el Prelado aseguró en un programa televisivo que los homosexuales “se forman” en el vientre materno. En la misma entrevista recordó haber llamado “perversa primera” a una madre que le expresó sus preocupaciones sobre su hijo y el estilo de vida gay que llevaba.


Etiquetas: México, lobby gay, Familia, adopción gay, Mons. Raúl Vera, Saltillo, agenda gay



Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets