Obispos rechazan represión y advierten que Venezuela necesita urgente del diálogo


Obispos rechazan represión y advierten que Venezuela necesita urgente del diálogo


CARACAS, 25 Feb. 14 / 06:05 pm (ACI/EWTN Noticias ).- La Presidencia de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), rechazó “rotundamente” este martes el uso de la fuerza en algunas manifestaciones por parte de agentes del Estado, cuya extralimitación ha traído consecuencias lamentables, y señaló que el país necesita de manera urgente un diálogo que ayude a superar la actual crisis.


“Los fallecidos o los heridos no pertenecen ni al gobierno ni a la oposición, sino a sus familias y al pueblo de Venezuela, sin distinciones ni colores. Oramos por los que han fallecido y por quienes han resultado heridos. A esto se unen los saqueos que en diversas partes del país se han venido promoviendo y que causan miedo e indefensión”, expresaron en un comunicado este martes.


Los obispos recordaron que la Constitución ampara el derecho a protestar pacíficamente como medio para llamar la atención de las autoridades y así “resolver los problemas y corregir rumbos si fuera necesario. Lo que siempre se ha de evitar es que la protesta degenere en actos de violencia”.


Asimismo, señalaron que al cumplir su deber de “preservar el orden público las autoridades policiales y militares están obligadas a respetar los Derechos Humanos, ante todo el derecho a la vida”, dentro de las leyes y acuerdos internacionales. “Por eso, rechazamos rotundamente el empleo de la fuerza ejercida en algunas manifestaciones por parte de organismos de seguridad del Estado, que se han extralimitado y han producido consecuencias lamentables e irreparables”, expresaron.


Ante esto, llamaron a la Fiscalía a poner en manos de la justicia a los agentes que hayan abusado de su autoridad. Asimismo, pidieron actuar contra los “grupos armados no policiales ni militares que han arremetido contra la población” para que dejen de hacer “sus fechorías, y se investigue seriamente su proceder, sea de la tendencia política que sea”.


“La violencia, venga de donde venga, es inaceptable y nunca producirá frutos de sana convivencia”, afirmaron.


Los obispos señalaron además que “ningún modelo social o político tiene el derecho a imponerse a los demás”, pues la Constitución venezolana garantiza las condiciones de una sociedad pluralista en sus visiones.


En su comunicado, los prelados recordaron que “desde hace bastante tiempo venimos alertando sobre la importancia de preservar unas relaciones sociales y políticas en la que puedan convivir las diferencias y hemos promovido el necesario proceso de reconciliación”.


“Esta pasa por una apertura de mente y de corazón que reconozca que todos somos iguales y tenemos la misma dignidad humana. Por ello, como también lo hemos afirmado, urge un diálogo nacional” para buscar los puntos de coincidencia y “resolver todos juntos, con responsabilidad y decisión, los graves problemas que aquejan al país y que han generado protestas de distintos grupos de ciudadanos”, expresaron.


Los obispos explicaron que el diálogo tiene sus propias características. “La primera es el respeto y reconocimiento de los otros que son distintos, que piensan diversamente. Pedir diálogo y paz con un verbo encendido o incendiando la calle, no produce el efecto esperado. La segunda es la búsqueda de la verdad”.


Sin embargo, lamentaron que este valor se haya perdido en Venezuela. “Las diatribas políticas han logrado opacar este fundamental valor. Nadie es dueño de la verdad, a ésta la construimos entre todos: Nadie puede pretender la posesión exclusiva y total interpretación de los hechos. Es necesario llegar a la verdad de los acontecimientos y sucesos de estos días con el concurso de todos”.


“Se ha propuesto una ‘Comisión de la Verdad’: ésta no es para favorecer a un sector en detrimento del otro, sino para buscar la verdad de acontecimientos dolorosos que han enlutado a familias venezolanas. Es necesario que Venezuela conozca a quienes han delinquido y paguen su condena, sea quien sea. De allí el pluralismo que debe existir en esa futura comisión”, indicaron.


Los obispos exhortaron a los venezolanos a reafirmarse como hermanos. “Se puede disentir del otro, pero sin ofender. La Iglesia en Venezuela, a través de sus Obispos, a fin de ser fiel a su misión al Evangelio de liberación y de vida, propicia todo tipo de encuentro para el diálogo y el compromiso de todos”, expresaron.


Marcha de mujeres


Por su parte, una fuente cercana a ACI Prensa informó que mañana se realizará una marcha de mujeres que saldrá desde la Conferencia Episcopal Venezolana. Entre las participantes estará “la madre de Génesis Carmona, la estudiante de 22 años y Miss Carabobo que fue asesinada en Valencia”.


“Anoche hubo saqueos en Valencia y Maracay y en Maracay murió un muchacho de un disparo esta madrugada”, añadió.


La fuente, que se mantiene en el anonimato por razones de seguridad, señaló que “el país está revuelto. Maduro decretó días no laborables el jueves y el viernes para que la gente se vaya a disfrutar un carnaval largo. Y el miércoles se cumple un año de la muerte de Hugo Chávez por lo que ese día seguro no habrá trabajo tampoco”.


“Maduro ha salido en cadena nacional cantando y bailando mientras las madres están enterrando a sus hijos. Ayer en Táchira murió otro joven”, relató. Estos hechos fueron criticados por la población, que rechazó la actitud de Maduro de festejar en medio de las protestas.


Los estudiantes, indicó la fuente, “ya tienen planificadas protestas y movilizaciones en todo el país. No se cansan, están dando una muestra admirable de amor por su Patria y de defender sus derechos”.


Etiquetas: Venezuela, Iglesia-Estado, violencia, Iglesia en Venezuela, Obispos de Venezuela, Protestas, estudiantes



Etiquetas:
Reacciones:

Publicar un comentario

[facebook][blogger][disqus]

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets