Artículos Recientes

Varias organizaciones provida demandaron al estado de Nueva York (Estados Unidos) por una polémica ley abortista que les impone una serie de limitaciones para contar con personal acorde a sus idearios.

“Ningún gobierno tiene el derecho de decirle a las organizaciones provida o religiosas que tienen la obligación de contratar a alguien que no está de acuerdo con su misión”, afirmó Ken Connelly, consejero senior de Alliance Defending Freedom (ADF), institución que representa a los demandantes en este caso.

El 14 de noviembre el CompassCare, un centro de atención a embarazadas en Rochester, la First Bible Baptist Church en Hilton, y el National Institute of Family and Life Advocates (NIFLA), que tiene 41 centros en Nueva York, demandaron al estado por la ley SB 660, firmada por el gobernador Andrew Cuomo el 8 de noviembre.

La ley prohíbe a los empleadores tener códigos de conducta respecto a los “derechos reproductivos” como la fertilización in vitro o la vasectomía, y los obliga a informar a sus empleados de su “derecho al aborto”.

Un vocero de Cuomo dijo a CNA –agencia en inglés del Grupo ACI– que el gobernador promulgó la ley para asegurar que “los empleadores no puedan discriminar o interferir con las decisiones personales médicas o de salud reproductiva. Nosotros defenderemos vigorosamente la norma y las protecciones que confiere para todos los neoyorquinos”.

La demanda, agregó, “es frívola y francamente ridícula, y esperamos que sea rechazada por la corte”.

Por su parte Conelly explicó que con esta norma el estado de “Nueva York va contra los centros provida y otras instituciones religiosas como escuelas, hospitales e iglesias, al ordenarles que violen sus creencias”.

“Para cumplir su misión, los demandantes contratan empleados que están de acuerdo, se adhieren personalmente y apoyan efectivamente las creencias de estas organizaciones respecto a las decisiones de salud sexual, incluyendo las decisiones vinculadas a la moralidad sexual, el aborto y el uso de anticonceptivos”, señala la demanda de las organizaciones provida.

Esta no es la única ley abortista firmada por Cuomo recientemente. En el aniversario del fallo de Roe vs Wade, que legalizó el aborto en Estados Unidos en 1973, el gobernador promulgó la ley SB0 240, según la cual esta práctica se puede realizar en Nueva York durante todo el embarazo.

La ley recibió el apoyo de Planned Parenthood, la mayor proveedora de abortos en Estados Unidos, para “proteger” el acceso de las mujeres a esta práctica.

“El mensaje del gobernador Cuomo para los provida de Nueva York es fuerte y claro. La agenda de Planned Parenthood está por encima de la vida de los no nacidos y cualquiera que no esté de acuerdo será obligado a someterse a la ortodoxia estatal por la fuerza de la ley”, lamentó Connelly.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA

Let's block ads! (Why?)

, 18 Nov. 19 (ACI Prensa).- Mons. Libardo Ramírez Gómez, Obispo Emérito de Garzón, denunció la “fiera tozudez abortista” que busca reglamentar el aborto en Colombia, luego que la Corte Constitucional lo calificó como “derecho humano”.

Así lo indicó el Obispo que es especialista en Derecho Canónico y durante doce años presidente del Tribunal Eclesiástico Nacional en un reciente artículo publicado en el sitio web de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC).

El Prelado lamentó que, tras la sentencia de la Corte Constitucional que despenalizó “el delito del aborto” en el país en 2006 en tres causales (riesgo de vida de la madre, violación y malformaciones fetales), ahora algunos pretenden imponer un reglamento que permitiría realizar esta práctica durante todo el embarazo.

En la actualidad el Ministerio de Salud trabaja en una reglamentación de la ley del aborto, siguiendo el mandato de la Corte Constitucional en su sentencia 096 de 2018, en la que hizo este pedido al Gobierno y al Congreso. La misma sentencia ratificó la de 2006 y señaló que el aborto es un “derecho humano”.

Con la sentencia de 2018, dijo Mons. Ramírez, “la misma Corte pasó luego a acrecentar diferencias al hablar de que de allí ha surgido, como un ‘derecho de la mujer’, pedir que se mate al hijo de sus entrañas” por medio del aborto.

El Prelado también lamentó que se intente impedir el derecho a la objeción de conciencia de los médicos, algo “claramente reconocido por nuestra Constitución (Art. 11), y por códigos civiles”, con “detalles que pisotean aspectos de derecho natural que reclama el respeto a la vida, primer derecho de los seres humanos”.

El Obispo reiteró que se debe defender toda vida humana “desde su concepción hasta su muerte natural”. “En nuestros días hay gran sensibilidad por seres vivos de la naturaleza, las plantas, las aves, los toros, y los niños ya nacidos (postnatal), pero en relación los no nacidos (prenatal), tan débiles e indefensos, qué inclemencia, al contraponerlos a sus madres, a quienes quieren dar el derecho de exterminarlos, al considerarlos como un estorbo a sus libertades”, expresó.

El Obispo alertó que la reglamentación busca incluir un “número infinito” de posibilidades para el aborto, pues “hay posibilidad de alegar causas con gran facilidad”.

Recordó que en 2013 el Ministerio de Salud ya había intentado reglamentar el aborto y lo que emanó “fue declarado nulo por el Consejo de Estado, por incompetencia de ese Ministerio para emanarla. Se precisó, en ese momento, que es al Parlamento a quien le correspondería, si lo estima correcto hacerlo, dar una determinación al respecto, pero si este se niega por estimarlo inconveniente, no hay camino constitucional para que en este orden de cosas se proceda a dar orden al Ejecutivo para realizar este acto”.

“Sería ilegal que el presidente, o cualquier funcionario que reciba esa orden, la cumpliera, pues estaría realizando algo ilícito y nulo”, precisó Mons. Ramírez. Dijo que Iván Duque debe ser quien “objete esa orden inconstitucional (de la Corte Constitucional) que ha recibido y se niegue a cumplirla”.

El Prelado recordó que en 1990 el rey Balduino de Bélgica prefirió renunciar a su dignidad real, “con peligro de no ser restituido de su cargo, antes que rubricar algo en contra de la ley natural, para que otro, si lo estimaba procedente, firmara lo aprobado en el Parlamento”.

Mons. Libardo Ramírez Gómez, Obispo Emérito de Garzón, denunció la “fiera tozudez abortista” que busca reglamentar el aborto en Colombia, luego que la Corte Constitucional lo calificó como “derecho humano”.

Así lo indicó el Obispo que es especialista en Derecho Canónico y durante doce años presidente del Tribunal Eclesiástico Nacional en un reciente artículo publicado en el sitio web de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC).

El Prelado lamentó que, tras la sentencia de la Corte Constitucional que despenalizó “el delito del aborto” en el país en 2006 en tres causales (riesgo de vida de la madre, violación y malformaciones fetales), ahora algunos pretenden imponer un reglamento que permitiría realizar esta práctica durante todo el embarazo.

En la actualidad el Ministerio de Salud trabaja en una reglamentación de la ley del aborto, siguiendo el mandato de la Corte Constitucional en su sentencia 096 de 2018, en la que hizo este pedido al Gobierno y al Congreso. La misma sentencia ratificó la de 2006 y señaló que el aborto es un “derecho humano”.

Con la sentencia de 2018, dijo Mons. Ramírez, “la misma Corte pasó luego a acrecentar diferencias al hablar de que de allí ha surgido, como un ‘derecho de la mujer’, pedir que se mate al hijo de sus entrañas” por medio del aborto.

El Prelado también lamentó que se intente impedir el derecho a la objeción de conciencia de los médicos, algo “claramente reconocido por nuestra Constitución (Art. 11), y por códigos civiles”, con “detalles que pisotean aspectos de derecho natural que reclama el respeto a la vida, primer derecho de los seres humanos”.

El Obispo reiteró que se debe defender toda vida humana “desde su concepción hasta su muerte natural”. “En nuestros días hay gran sensibilidad por seres vivos de la naturaleza, las plantas, las aves, los toros, y los niños ya nacidos (postnatal), pero en relación los no nacidos (prenatal), tan débiles e indefensos, qué inclemencia, al contraponerlos a sus madres, a quienes quieren dar el derecho de exterminarlos, al considerarlos como un estorbo a sus libertades”, expresó.

El Obispo alertó que la reglamentación busca incluir un “número infinito” de posibilidades para el aborto, pues “hay posibilidad de alegar causas con gran facilidad”.

Recordó que en 2013 el Ministerio de Salud ya había intentado reglamentar el aborto y lo que emanó “fue declarado nulo por el Consejo de Estado, por incompetencia de ese Ministerio para emanarla. Se precisó, en ese momento, que es al Parlamento a quien le correspondería, si lo estima correcto hacerlo, dar una determinación al respecto, pero si este se niega por estimarlo inconveniente, no hay camino constitucional para que en este orden de cosas se proceda a dar orden al Ejecutivo para realizar este acto”.

“Sería ilegal que el presidente, o cualquier funcionario que reciba esa orden, la cumpliera, pues estaría realizando algo ilícito y nulo”, precisó Mons. Ramírez. Dijo que Iván Duque debe ser quien “objete esa orden inconstitucional (de la Corte Constitucional) que ha recibido y se niegue a cumplirla”.

El Prelado recordó que en 1990 el rey Balduino de Bélgica prefirió renunciar a su dignidad real, “con peligro de no ser restituido de su cargo, antes que rubricar algo en contra de la ley natural, para que otro, si lo estimaba procedente, firmara lo aprobado en el Parlamento”.

Let's block ads! (Why?)

, 18 Nov. 19 (ACI Prensa).- En el marco de la visita del Papa a Tailandia, Marianne Philibert, misionera francesa que vive en Bangkok desde el 2013, resalta que el viaje del Santo Padre al país asiático será un fortalecimiento de la fe para los católicos, en una sociedad tolerante pero mayoritariamente budista.

Marianne comentó en una entrevista a ACI Prensa, que ella pertenece a la comunidad “Puntos Corazón”, un movimiento misionero católico que ofrece a los jóvenes una misión de uno o dos años al servicio de los que más sufren.

“Tenemos un ‘ministerio de presencia’: estar aquí, entre ellos y con ellos. Para entrar en la cultura tailandesa, compartir la misma vida diaria, hablar tailandés, cocinar comida tailandesa”, resaltó Marianne.

El grupo de misioneras se ubica en Jet Sip Raj, un área privada en Bangkok (Tailandia). Son cuatro mujeres de diferentes nacionalidades (Polonia, Vietnam, Filipinas y Francia), que dedican su vida a orar y ofrecer su amistad a los tailandeses. Marianne comentó que su casa es una “pequeña casa de oración, bendecida por la presencia del Sagrado Sacramento, y cada una lleva una hora de adoración diaria”.

Créditos: Movimiento "Puntos Corazón"

Ellas llegaron a Tailandia “muy pobres, sin tener nada que ofrecer, excepto nuestros corazones”, sin embargo, rápidamente lograron una relación cercana con los pobladores, junto con los que van “compartiendo alegrías y penas, día tras día”.

“Uno de nuestros amigos me dijo recientemente: ‘Por favor, no te vayas porque ahora, a través de lo que compartimos, conoces mi corazón y yo conozco el tuyo’” comentó.

Marianne comentó que esperan que el Papa llegue para fortalecer la fe de los católicos, dado que en un país donde la mayoría de personas son budistas, “como católicos, ¡necesitamos profundizar nuestra fe!”.

Su comunidad participará en el campamento de “4 días para jóvenes tailandeses” y será parte de la “Misa para los jóvenes con el Santo Padre en la iglesia de la Asunción”.

Además, visitarán a sus “amigos en el Hospital Saint Louis, quienes recibirán la visita del Papa”; y serán parte de “la Santa Misa que el Papa pronunciará en Samphran, para todas las personas religiosas y consagradas”.

“¡Y esta vez también estaremos ocupadas dando la bienvenida a los visitantes internacionales que vienen por el Papa!”, concluyó.

Católicos en Tailandia

Tailandia es un país mayoritariamente budista, Marianne señala que los católicos son 388 mil aproximadamente -cerca de 116 mil viven en Bangkok-, y representan un 0,58% de la población en el país, la cual asciende a 69 millones.

Sin embargo, aun siendo una minoría, “ellos pueden vivir en paz en Tailandia, donde la tolerancia y armonía son valores importantes”, resalta la misionera francesa. Además dijo que este 2019 se celebran los 350 años de la llegada de los primeros misioneros al país.

Créditos: Movimiento "Puntos Corazón"

Aunque la Virgen María no tenga una advocación especial, ella es aceptada con facilidad entre la población. Marianne señaló que sus “amigos tailandeses”, mayormente budistas, son “muy abiertos a María, como madre”. “Entre los que sufren, María es fácilmente bienvenida”, resaltó.

“Uno de nuestros amigos que actualmente está en agonía llama muy a menudo ‘Madre’ cuando venimos a visitarlo; significa que quiere que le pongamos el rosario en sus manos, que él sostiene firmemente”, comentó Marianne, añadiendo que “aunque es budista, esto le está dando paz”.

Créditos: Movimiento "Puntos Corazón"

En el marco de la visita del Papa a Tailandia, Marianne Philibert, misionera francesa que vive en Bangkok desde el 2013, resalta que el viaje del Santo Padre al país asiático será un fortalecimiento de la fe para los católicos, en una sociedad tolerante pero mayoritariamente budista.

Marianne comentó en una entrevista a ACI Prensa, que ella pertenece a la comunidad “Puntos Corazón”, un movimiento misionero católico que ofrece a los jóvenes una misión de uno o dos años al servicio de los que más sufren.

“Tenemos un ‘ministerio de presencia’: estar aquí, entre ellos y con ellos. Para entrar en la cultura tailandesa, compartir la misma vida diaria, hablar tailandés, cocinar comida tailandesa”, resaltó Marianne.

El grupo de misioneras se ubica en Jet Sip Raj, un área privada en Bangkok (Tailandia). Son cuatro mujeres de diferentes nacionalidades (Polonia, Vietnam, Filipinas y Francia), que dedican su vida a orar y ofrecer su amistad a los tailandeses. Marianne comentó que su casa es una “pequeña casa de oración, bendecida por la presencia del Sagrado Sacramento, y cada una lleva una hora de adoración diaria”.

Créditos: Movimiento "Puntos Corazón"

Ellas llegaron a Tailandia “muy pobres, sin tener nada que ofrecer, excepto nuestros corazones”, sin embargo, rápidamente lograron una relación cercana con los pobladores, junto con los que van “compartiendo alegrías y penas, día tras día”.

“Uno de nuestros amigos me dijo recientemente: ‘Por favor, no te vayas porque ahora, a través de lo que compartimos, conoces mi corazón y yo conozco el tuyo’” comentó.

Marianne comentó que esperan que el Papa llegue para fortalecer la fe de los católicos, dado que en un país donde la mayoría de personas son budistas, “como católicos, ¡necesitamos profundizar nuestra fe!”.

Su comunidad participará en el campamento de “4 días para jóvenes tailandeses” y será parte de la “Misa para los jóvenes con el Santo Padre en la iglesia de la Asunción”.

Además, visitarán a sus “amigos en el Hospital Saint Louis, quienes recibirán la visita del Papa”; y serán parte de “la Santa Misa que el Papa pronunciará en Samphran, para todas las personas religiosas y consagradas”.

“¡Y esta vez también estaremos ocupadas dando la bienvenida a los visitantes internacionales que vienen por el Papa!”, concluyó.

Católicos en Tailandia

Tailandia es un país mayoritariamente budista, Marianne señala que los católicos son 388 mil aproximadamente -cerca de 116 mil viven en Bangkok-, y representan un 0,58% de la población en el país, la cual asciende a 69 millones.

Sin embargo, aun siendo una minoría, “ellos pueden vivir en paz en Tailandia, donde la tolerancia y armonía son valores importantes”, resalta la misionera francesa. Además dijo que este 2019 se celebran los 350 años de la llegada de los primeros misioneros al país.

Créditos: Movimiento "Puntos Corazón"

Aunque la Virgen María no tenga una advocación especial, ella es aceptada con facilidad entre la población. Marianne señaló que sus “amigos tailandeses”, mayormente budistas, son “muy abiertos a María, como madre”. “Entre los que sufren, María es fácilmente bienvenida”, resaltó.

“Uno de nuestros amigos que actualmente está en agonía llama muy a menudo ‘Madre’ cuando venimos a visitarlo; significa que quiere que le pongamos el rosario en sus manos, que él sostiene firmemente”, comentó Marianne, añadiendo que “aunque es budista, esto le está dando paz”.

Créditos: Movimiento "Puntos Corazón"

Let's block ads! (Why?)

El Vicariato Apostólico de Aysén (Chile) informó el 15 de noviembre que luego de comprobarse la verosimilitud de las acusaciones por abuso sexual por parte del P. Porfirio Díaz Reyes, éste presentó una solicitud para la dimisión del estado clerical.

En junio de 2018 se informó sobre la investigación canónica preliminar por un presunto abuso sexual contra un menor de edad que habría ocurrido en 2002 en la parroquia de Puerto Aysén.

Luego se sumarían dos acusaciones más por abuso sexual de menores.

En noviembre de ese año se comprobó la verosimilitud de los abusos sexuales y los antecedentes fueron remitidos a la Congregación para la Doctrina de la Fe.

El dicasterio “encontró veraz los resultados del procedimiento previo e instruyó resolver mediante un proceso penal administrativo”, describió el comunicado del 15 de noviembre de 2019.

El sacerdote, luego de un período de discernimiento, presentó “su solicitud, mediante una misiva al Santo Padre, de dimisión del estado clerical por el bien de la Iglesia, su familia y él mismo”. 

Esta fue aceptada y remitida al Papa Francisco por el Obispo Vicario Apostólico de Aysén, Mons. Luis Infanti. 

Con esta decisión se mantiene “la suspensión de modo permanente de todas sus funciones sacerdotales, hasta que dicha solicitud sea ratificada por su Santidad el Papa Francisco”, precisó el comunicado.

Dado el nuevo escenario “el proceso penal administrativo no perseverará y se da por cerrado a la fecha de la solicitud de dimisión presentada”.

El Vicariato Apostólico de Aysén detalló que “ha acogido y acompañado, a través de su Consejo Vicarial Cuidado y Esperanza, a tres víctimas de abuso sexual que sufrieron esta situación siendo menores de edad, y que denunciaron de estos hechos al presbítero Porfirio Díaz Reyes”.

Asimismo, reiteró su “sentido dolor” con las víctimas. Afirmó que “estamos junto a ellas a la espera de los resultados de la investigación civil con la que seguiremos colaborando en lo que corresponda”.

En ese sentido, el vicariato dijo que continuarán “siendo diligentes en dar respuesta a todas las denuncias de abuso sexual, poder, conciencia y maltrato que exista al interior de nuestra Iglesia”.

Let's block ads! (Why?)

Con la participación de unas 10 mil personas en la XVIII Peregrinación hacia el Santuario de Nuestra Señora de Loreto, en el norte de Argentina, el 17 de noviembre comenzó el Año Diocesano Mariano de Posadas.

Los peregrinos llegaron a pie, en bicicleta y automóviles al centro de espiritualidad ubicado en la localidad de Loreto, en la provincia de Santiago del Estero.

Alentados por el lema “María de Loreto, refugio del peregrino”, los fieles de las tres zonas pastorales de la Diócesis de Posadas comenzaron a caminar el sábado 16 pasada las 6:00  p.m. luego del envío misionero del Obispo de Posadas, Mons. Juan Martínez. 

En el camino fueron acompañados por efectivos de la policía, gendarmería, enfermeros y servidores.

Durante la noche, en el santuario hubo adoración al Santísimo y momentos de oración. 

En tanto, unos 400 “biciperegrinos” iniciaron su recorrido pasada las 4:00 a.m. después de recibir la bendición del P. Pedro Ferrari. 

El Año Diocesano Mariano se inició el domingo 17 con la Misa de la mañana presidida por Mons. Martínez, donde recordó a los mártires San Roque González de Santa Cruz, San Juan del Castillo y San Alonso Rodríguez.

En su homilía, el Obispo pidió “ser testigos del amor hacia los más pobres y necesitados”. 

Además destacó la gran devoción del pueblo hacia Nuestra Señora de Loreto, patrona de las misiones. Indicó que durante el año mariano se vivirán “momentos muy fuertes en torno a María”.

El Prelado señaló que si bien “anunciar a Jesús no es fácil (...) tenemos que ser testigos de Cristo, no porque seamos perfectos, sino porque verdaderamente experimentamos su amor y queremos compartirlo con los demás”.

En ese sentido, el Obispo de Posadas pidió vivir el “amor verdadero” donando vida, entendiendo que “toda persona es profundamente digna, todo ser humano es imagen y semejanza de Dios” en todas sus etapas.

También alentó a “no combatir la violencia de los que nos odian con violencia, sino hacerlo desde la caridad, porque nuestra respuesta será evangelizar desde la caridad, aunque nos cueste el martirio”.

Además pidió “ahondar en la fe en Jesucristo y demostrar esa fe y compromiso a través de un estilo de vida”, porque “lo único que nos puede salvar es el amor. El único camino es la caridad de verdad, que tiene sus exigencias y está ligada a veces al sufrimiento, pero Dios es Amor y debemos recordarlo siempre y por eso nuestra respuesta será desde la caridad y, sobre todo, siendo testigos del amor hacia los más pobres y necesitados”. 

“Debemos aumentar nuestra misericordia hacia todos y para ello pidamos a María que nos ayude y nos lleve a Jesús”, concluyó Mons. Martínez.

Let's block ads! (Why?)

Diocesis de Celaya

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, active Javascript para ver todos los Widgets